El BOE da vida a Viñedos de Álava, la denominación de origen crítica con Rioja

La publicación abre una brecha entre los bodegueros alaveses y con los del resto de Rioja

La cosecha de 2019 ha sido excelente en la Rioja Alavesa.
La cosecha de 2019 ha sido excelente en la Rioja Alavesa.EL PAÍS

La tregua apenas si ha durado 30 meses. Las pequeñas bodegas alavesas críticas con la Denominación de Origen Rioja, han celebrado este martes la publicación en el Boletín Oficial del Estado de la nueva Denominación de Origen Protegida “Arabako Mahastiak / Viñedos de Álava”, presentada en su día por la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA) que abre una brecha entre los bodegueros de Álava, y con los del resto de Rioja. Aunque la publicación solo marca el inicio del proceso y abre un periodo de dos meses para presentar alegaciones, el hecho de que la petición formalizada por el Gobierno vasco cumpla con los requisitos establecidos en el reglamento de la Unión Europea, ha sido celebrado en las pequeñas bodegas críticas como un éxito, y criticado en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rioja (DOC), que considera que fuera de Rioja no hay futuro.

Más información
La guerra del vino de Rioja
Tregua en la guerra del vino de Rioja
El vino y el roble, una eterna historia de amor

Los críticos paralizaron durante dos años la tramitación administrativa de la nueva denominación de origen habida cuenta de que el pleno del Consejo Regulador se abrió a diferenciar más los vinos por zonas geográficas, y aprobó nuevas categorizaciones y su incorporación a las etiquetas, al incluir los vinos de zona y de municipio. Pero pasado ese tiempo los críticos han visto frustradas sus expectativas y ya el pasado año comunicaron al Gobierno vasco que seguían adelante con su cisma. Hace dos años las bodegas alavesas dispuestas a abandonar el paraguas de Rioja apenas si eran 40 de las algo más de 100 de las asociadas a ABRA, representaban 14 millones de botellas cuando Rioja movilizaba en total en torno a 400 millones, y movilizaban un negocio que ya entonces superaba los 1.300 millones de euros.

En octubre pasado y sin una asamblea que lo ratificara, ABRA reclamó al Gobierno vasco que reactivara su petición de 2016 para crear una nueva denominación. Para el diputado general de Álava, Ramiro González, del PNV, la identificación de los vinos de Álava tiene que hacerse "claramente dentro de la DOC de origen Rioja, no fuera. Creemos que el pasado, el presente y el futuro está en Rioja, porque es nuestro territorio. La posición más centrada es diferenciación de la marca, con nueva denominación, pero en Rioja, no podemos perder ese valor".

El cisma tiene un carácter simbólico. Desde que Artadi defendiera y ejecutara en 2015 su salida del Consejo Regulador, y demostrara que hay un modelo de negocio fuera de Rioja, la amenaza de un cisma ha latido en el corazón varias decenas de pequeños bodegueros alaveses, que no pueden competir con precios bajos. Sus críticas ahondan siempre en que el Consejo Regulador es un organismo centralista que mira por los intereses de las grandes bodegas, cuando en la UE hay diversos ejemplos de éxito que ponen el foco en la diversidad y en la variedad, como Burdeos que tiene 52 subdenominaciones, Borgoña con 96, y Champagne, por ejemplo.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS