Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alberto Nadal: “Si la economía sigue creciendo volveremos a subir las pensiones”

El secretario de Estado explica que el objetivo principal de los Presupuestos consiste en reducir el déficit público

Alberto Nadal, secretario de Estado de Presupuestos, durante la entrevista.
Alberto Nadal, secretario de Estado de Presupuestos, durante la entrevista.

Alberto Nadal (Madrid, 1970), ocupa la secretaria de Estado de Presupuestos desde principios de esta legislatura. Bajo la sombra de Cristóbal Montoro ha elaborado los Presupuestos Generales del Estado menos restrictivos desde que estalló la crisis, hace una década.

Pregunta. Ha definido estos Presupuestos como los más sociales de la historia. Sin embargo, contribuyen a que el nivel de gasto público sobre PIB caiga al menor nivel en una década.

Respuesta. El gasto social sube de manera muy importante. Especialmente el gasto en pensiones que sube en más de 5.000 millones de euros. Destinamos una parte muy importante de los nuevos ingresos a reducir el déficit público. Lo que no destinamos a reducir el déficit, en su inmensa mayoría va destinado a gasto social. Como el gasto crece en su conjunto menos de lo que crece el PIB, por eso cae el nivel de gasto. Pero como el gasto social crece más deprisa que el resto de los gastos, sube.

P. Presenta el proyecto de Presupuestos sin tener atados los apoyos para sacarlos adelante. ¿Será posible reunir esos apoyos?

R. Creo que sí. Y tenemos confianza en que estos Presupuestos se aprueben precisamente por el contenido que tienen. Tienen dos objetivos fundamentales: seguir apoyando el crecimiento económico y la creación de empleo; y que este crecimiento llegue a todas las familias. Porque un crecimiento económico que no le llega a todo el mundo no sirve.

“El principal objetivo de los Presupuestos es reducir el déficit público”

P. Alemania ha dejado libre a Puigdemont. La crisis catalana está lejos de despejarse y el Gobierno mantiene el 155 en Cataluña. El PNV ha vinculado su apoyo a que levante ese artículo de la Constitución. ¿Qué ocurre si no logran el apoyo del PNV?

R. Los Presupuestos no son criticados por los grupos que ya nos apoyaron en 2017 por su contenido. Los problemas que se plantean no tienen nada que ver con los Presupuestos. Estos Presupuestos que apoyan la recuperación y que permite que todos los españoles perciban los frutos de la recuperación se rechazan porque existe una situación anómala en una comunidad autónoma, que no ha provocado el Gobierno. O simplemente por una situación ideológica del no es no, porque al PP ni agua. Creo que los españoles merecen un poco más de que simplemente por tacticismo político no salgan hacia adelante.

P. Pero qué pasa si no salen adelante.

R. Pues que creceremos un poco menos, apoyaremos un poco menos a las familias, los pensionistas no verán subidas en sus rentas y las comunidades y los Ayuntamientos tendrán menos financiación de las que les corresponden. Creo que son cosas suficientemente serias para que podamos llegar a un acuerdo.

“Un crecimiento económico que no le llega a todo el mundo no sirve”

P. La inversión pública sube de media un 17%, mientras que en el País Vasco crece un 32%. Es un guiño para que el PNV apoye los Presupuestos.

R. En otras comunidades suben por encima del 32% y en algunas sin embargo baja un poquito. Cojamos, por ejemplo, la línea de Alta Velocidad entre Madrid y A Coruña. La mayor parte de esta línea pasa por Castilla y León. ¿Alguien duda de que beneficia de igual manera a un ciudadano de Madrid, Valladolid o La Coruña, con independencia de que la mayor parte del tiempo esa infraestructura transcurra por Castilla y León? Ojo con el debate este sobre las infraestructuras, mirar las inversiones con lupa.

P. Hay quien dice que estos Presupuestos podían contener algún gesto más hacia Cataluña.

R. Es que la normalidad del país pasa porque todas las cosas se hagan conforme a que sean necesarias.

P. La Autoridad Fiscal ve difícil cumplir el objetivo de déficit este año.

“La principal vulnerabilidad de la economía es el volumen de deuda”

R. Ya lo dijeron en 2017 y cumplimos. Las cosas se hacen apurando los márgenes. Hacemos cálculos que son prudentes sobre los ingresos. El cuadro macroeconómico es muy prudente, todo el mundo lo dice. España va a salir claramente del Procedimiento de Déficit Excesivo este año y el objetivo de déficit público se va a alcanzar, aunque la última décima nunca se sabe. Tampoco es relevante. Lo importante es mantener una senda consistente de reducción del déficit como la que llevamos. Esto es enormemente importante y es el objetivo principal del Presupuesto porque la principal vulnerabilidad que aún le queda a la economía española, además del desempleo, es el volumen de deuda pública. Hay que hacer esta deuda sostenible para proteger a la economía española de futuras crisis.

P. Hay cierto debate sobre si estos Presupuestos son procíclicos o neutros. En cualquier caso, las instituciones internacionales piden que se haga un colchón para cuando llegue la próxima crisis.

R. Estimamos que este año el conjunto de las administraciones aumentarán sus ingresos entre 19.000 y 20.000 millones de euros. De esa cantidad vamos a dedicar unos 10.000 millones, la mitad, a reducir el déficit público. Creo que son unos Presupuestos bastante ortodoxos.

P. Por qué su insistencia en mantener la presión fiscal en torno al 38% del PIB, cinco puntos por debajo de la media europea.

R. Estamos en un nivel de presión fiscal que no es muy distinto al de Canadá, Alemania u Holanda, países que tienen alta sostenibilidad de su deuda. Los países que tienen más presión fiscal, en general, son países que tienen volúmenes de deuda más altos que los nuestros y que tienen que destinar más recursos públicos al pago de intereses. Hay alguna excepción que lo que tienen es una economía muy intervenida por el sector público pero nuestros volúmenes son semejantes a los de otros países que tienen un estado del bienestar muy amplio y simultáneamente su deuda es muy sostenible. Supongamos que queremos incrementar la presión fiscal en cinco puntos de PIB para hacer un incremento de nuestro gasto social equivalente. Eso significaría aumentar los impuestos en 50.000 o 60.000 millones de euros. Si ahora se recaudan 200.000 millones en España, el subidón de IVA y de IRPF que eso requeriría se carga la recuperación. Es literal: Se carga la recuperación.

“Ojo con el debate sobre las infraestructuras, el mirarlas con lupa”

P. Estos Presupuestos contienen mejoras para los pensionistas, los funcionarios, las familias. ¿Son electoralistas?

R. Todo Gobierno aspira a ser reelegido y espera que los votantes les vuelvan a votar. Por lo tanto, toda política definida así debería ser electoralista. El objetivo de todo lo que hacemos es que nos voten los españoles. Pero los españoles no nos van a votar porque vean una partida presupuestaria determinada, sino porque vean coherencia. La coherencia procede en primer lugar de una política fiscal con un objetivo claro: reducir el déficit. Y sobre eso, cuando se van creando márgenes por el aumento de los ingresos, vamos haciendo políticas en áreas concretas que necesitan algún tipo de atención. Los pensionistas, los empleados públicos, las fuerzas y seguridad del Estado... vamos cubriendo cuestiones que estaban pendientes por la crisis. A medida en que sigamos cumpliendo los objetivos de déficit todavía quedará más margen. El año pasado nos decían todo lo contrario, ustedes no hacen nada, todo lo dedican a reducir el déficit. Pues claro, porque teníamos que cumplir un objetivo de déficit que era muy exigente. Y una vez que lo hemos hecho queda margen. Y se podrán hacer más cosas pero siempre con mucha moderación, mirando bien las cifras y sin perder nunca de vista el objetivo de eliminación del déficit. Son unos Presupuestos para creer que España puede tener su mejor década económica de su historia.

P. Hay medidas para pensionistas, funcionarios, familias, pero qué hay para los jóvenes.

R: La reducción de impuestos del IRPF va dirigida directamente para ellos. Hemos puesto tanto las partidas presupuestarias como el desarrollo normativo necesario para poner en marcha el Sistema Nacional de Garantía Juvenil. La política de becas se ha aumentado de forma notable, la política de investigación, también. Y luego el crecimiento económico que genera estos presupuestos beneficia especialmente a los que tienen más dificultades de acceder al mercado de trabajo entre los que se encuentran los parados de larga duración y los jóvenes.

P. La previsión de la recaudación del IRPF parece sobrevalorada. Es el mayor incremento desde 2007.

R. Esperamos que haya un cierto crecimiento de las rentas. No creo que la previsión de ingresos vaya a estar muy lejos. No estoy seguro de que acertemos en cada una de las figuras tributarias, pero el conjunto de la recaudación no va a andar muy lejos.

P. Suben las pensiones más bajas un 3%. ¿Es sostenible en el tiempo?

R. Hemos intentado introducir en estos Presupuestos algo que creemos que va a ser el inicio de un cambio de cultura: Vincular las rentas al crecimiento de la producción, del PIB. Es una de las grandes novedades tanto en los salarios públicos como en las pensiones. Y debería ser también el marco en el que se fijen los salarios en el sector privado. Que cuando las cosas vayan mejor, que cuando aumentamos nuestra productividad y crezca la economía, todos se beneficien de ese crecimiento, porque todo el mundo ha participado, ha puesto su granito de arena. Por lo tanto, es sostenible el incremento de los salarios públicos y de las pensiones a estos ritmos si mantenemos estos ritmos de crecimiento.

P. Es decir, si España el año que viene vuelve a crecer alrededor del 3% se podrá subir una cifra similar.

R. Si, se podrá subir una cifra similar. Y si se crece algo menos, pues se subirá algo menos.

P. Los Presupuestos contienen un crédito de 15.000 millones para ayudar a pagar las pensiones. Hay preocupación por la sostenibilidad de la Seguridad Social.

R. Lo que sostiene el sistema de pensiones son los millones de trabajadores que cotizan y las empresas que cotizan por esos trabajadores. En 2011, el sistema de pensiones estaba equilibrado, pero el déficit de las administraciones públicas era del 9,3% del PIB. Es decir, las administraciones gastaban en su conjunto 100.000 millones más de lo que ingresaban. En 2017, sí tenemos un déficit en la Seguridad Social, pero el déficit del conjunto de las administraciones es muy inferior. ¿Cuándo estaban más aseguradas las pensiones?

P. Cuántos recursos y durante cuánto tiempo están dispuestos a destinar para apoyar a la Seguridad Social.

R. No los sabemos porque está en marcha una reforma de las pensiones. Pero, mientras haya una economía creciente, se sigan creando empleo y los ingresos públicos sigan reduciendo el déficit público las pensiones estarán garantizadas.

Más información