Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis andina

Bogotá destapa los apoyos a las FARC

Un ministro ecuatoriano se reunió con Raúl Reyes para formalizar la relación - Chávez dio 200 millones de euros a la guerrilla, según documentos requisados

La operación militar perpetrada el sábado por el Ejército colombiano contra una base de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), instalada en suelo ecuatoriano, cobró ayer una dimensión inesperada después de que Bogotá acusara a los Gobiernos de Ecuador y de Venezuela de mantener vínculos con la guerrilla, que está considerada como organización terrorista por la Unión Europea y Estados Unidos.

Los documentos hallados en cuatro ordenadores de Raúl Reyes, dirigente de las FARC abatido en la ofensiva, dan cuenta de unos episodios que, de comprobarse, constituirían un verdadero escándalo. Los fue revelando ayer con cuentagotas el director general de la policía, Óscar Naranjo. Entre ellos figuran las reuniones mantenidas entre el ministro del Interior de Ecuador, Gustavo Larrea, y el propio Reyes, o la entrega de armas y efectivo por valor de 200 millones de euros por parte del venezolano Hugo Chávez, según consta en un mensaje enviado en febrero por el comandante Iván Márquez a otros dirigentes. También se detalla la venta de 700 kilogramos de cocaína por más de dos millones de euros.

El Gobierno de Correa intentó una reunión con la guerrilla en Quito

Ecuador rompe con Bogotá y envía 3.200 hombres a la frontera

Los ordenadores serán analizados por expertos de la Organización de Estados Americanos (OEA). "Tenemos la verdad y la razón de nuestra parte", dijo ayer el ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos, que denunciará a sus vecinos ante la OEA y Naciones Unidas por el apoyo que prestan a un grupo terrorista.

La reacción del Gobierno ecuatoriano fue furibunda. El presidente Rafael Correa tachó de "mentiras" las acusaciones colombianas y decretó la ruptura definitiva de relaciones, tras retirar a su embajador en Bogotá y expulsar al representante colombiano. Además, ordenó el envío de 3.200 soldados a la frontera norte para "salvaguardar el territorio nacional".

Visiblemente irritado, Correa arremetió contra el presidente Álvaro Uribe al asegurar que Colombia bombardeó "con premeditación" su territorio, "transgrediendo los principios de soberanía", y "masacró" a los 21 guerrilleros mientras dormían. Correa rechazó las excusas presentadas por Uribe y calificó la operación de "nueva burla a la verdad y al pueblo ecuatoriano".

Los documentos hallados en los ordenadores de las FARC indican que el ministro Gustavo Larrea, "emisario" de Rafael Correa, se reunió con Raúl Reyes para oficializar las relaciones gobierno-guerrilla. A manera de actas, Reyes resume sus charlas con el ministro a sus compañeros de la cúpula de las FARC. "Desean establecer coordinaciones con nosotros sobre la frontera binacional", cuenta. [El ministro Larrea confirmó anoche estos contactos con la guerrilla como parte de una misión internacional para liberar rehenes y precisó que "la reunión se desarrolló en enero, fuera de Colombia y fuera de Ecuador"].

Según dichos textos, el Gobierno de Ecuador se habría comprometido con las FARC a relevar a militares y policías que sean hostiles con los guerrilleros en los lugares ecuatorianos donde este grupo se halle. Los escritos, fechados el 18 de enero y el 28 de febrero, firmados por Reyes y dirigidos a la jefatura de las FARC, señalan que el ministro ecuatoriano había asegurado que la política de Ecuador era "negarse a participar en el conflicto con apoyos al Gobierno de Uribe", al que Correa considera "un representante de la Casa Blanca". Lo más grave es que el Gobierno ecuatoriano solicitó una conversación con dirigentes de las FARC en Quito y les ofreció garantías de transporte y seguridad.

En otro de estos comunicados, Reyes destaca que la última liberación de cuatro secuestrados "apuntala nuestra política frente a Chávez". Pero señala un punto negro: el incremento de la presión por la liberación de Ingrid Betancourt. "Hasta donde conozco esa señora es grosera y provocadora. Como sabe semiología e imagen, lo utiliza para impactar contra nosotros. Previendo reclamos del emisario francés pienso informarle de esta situación". Y queda claro que estaban a punto de pedirle a Chávez que recibiera en su territorio a los "prisioneros en poder de las dos partes" hasta que se firmara el canje. "La idea", dice, es promover que "otros países amigos" les den el "estatus de beligerancia".

Frente a las quejas de Gobiernos latinoamericanos por la violación de la soberanía ecuatoriana, Uribe recibió ayer el apoyo de la mayoría de los partidos colombianos y de la Iglesia. El ministro de Defensa insistía en afirmar que no se violó el espacio aéreo, que se actuó en legítima defensa y que el campamento donde estaba Reyes estaba a 1,8 kilómetros de la frontera, no a 10, como asegura Ecuador.

Extractos de los informes de Reyes

- "Atendimos la visita del ministro de Seguridad de Ecuador, Gustavo Larrea, en adelante Juan, quien en nombre del presidente Correa trajo saludos para el camarada Manuel".

- En Ecuador "están dispuestos a cambiar mandos de la fuerza pública de comportamiento hostil con las comunidades y civiles de la zona, para lo cual solicitan nuestro aporte con información".

- Larrea habría solicitado, según los archivos de Reyes, "un aporte que impulse su gestión a favor del canje, que puede ser entregarle al presidente Correa el hijo del profesor Moncayo o algo que permita dinamizar su labor política".

- Reyes explica que el representante de Correa pide que le permitan explicar el "Plan Ecuador con el que pretende contrarrestar los dañinos efectos del Plan Colombia (...) Nos piden cursos de organización de masas para nativos de la frontera. Los que luego serán encargados por el Gobierno de coordinar con las FARC el trabajo fronterizo".

- El general Naranjo reveló que Reyes dice: "Larrea, en nombre del presidente Correa tiene interés en oficializar las relaciones con las FARC".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de marzo de 2008

Más información