Colombia afirma que las FARC intentaban conseguir material radiactivo

Según Bogotá los documentos intervenidos tras la muerte de Raúl Reyes, 'número dos' de la guerrilla, prueban que intentaba conseguir material nuclear para fabricar bombas sucias

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) estaba intentando conseguir material radiactivo para fabricar una bomba sucia. Así lo ha asegurado hoy en Ginebra, en la Conferencia de Desarme de la ONU, el vicepresidente colombiano, Francisco Santos, que basa su acusación en documentos encontrados en poder de Raúl Reyes, número dos de las FARC, muerto el pasado sábado en un ataque del ejército colombiano en territorio de Ecuador.

Santos Calderón ha explicado que en dos ordenadores incautados el pasado fin de semana a Raúl Reyes, se encontró información sobre la posible "negociación para la compra de material radioactivo, base primaria para generar armas sucias de destrucción y terrorismo". "Esta información señala que con base en el poder económico que les otorga el narcotráfico, los grupos terroristas constituyen una muy grave amenaza no sólo para nuestro país sino para toda la región Andina y Latinoamericana", ha dicho Santos, precisando que aún se está analizando la información incautada al guerrillero.

Más información
Bogotá destapa los apoyos a las FARC
"Las razones de Chávez para ir a la guerra con Colombia son ficticias"
Colombia pide la mediación de la OEA para resolver la crisis diplomática con Ecuador

"En mi país, temas como el tráfico ilícito de armas, municiones y explosivos y el acceso por parte de grupos terroristas a diferentes clases de armas no están en el ámbito académico. Forman parte de nuestra realidad cotidiana y constituyen una seria amenaza contra nuestra población", ha dicho Santos.

Raúl Reyes fue abatido el pasado sábado en una operación realizada por las fuerzas militares de Colombia en territorio ecuatoriano. El hecho de que este ataque militar de produjera en suelo ecuatoriano, en una zona de la selva cercana a la frontera con Colombia ha desencadenado una enconada crisis diplomática entre Bogotá y sus vecinos, Ecuador y Venezuela. Los presidentes de estos últimos, Rafael Correa y Hugo Chávez, aliados y afines ideológicamente, han clamado contra el presidente colombiano, Álvaro Uribe, al que acusan de ser un títere de EE UU. Ambos han roto relaciones diplomáticas con Colombia y han desplazado tropas a las respectivas fronteras con Colombia. Por su parte, Bogotá acusa a los dos presidentes vecinos de tener lazos con la guerrilla.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS