Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
19ª FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE GUADALAJARA

Tusquets declara desierto su premio de narrativa

Guadalajara
La feria continúa su andadura con numerosos actos culturales y la ya tradicional afluencia masiva a los mismos. El español Pérez-Reverte reunió a cuatro escritores del norte de México para dialogar sobre la literatura de frontera. La Oficina del Autor, del grupo PRISA, presentó su nuevo portal informático, El Boomeran(g), desde el que informará cumplidamente de sus novedades. Claudio Magris, Vargas Llosa y la mexicana Denise Dresser debatieron en torno a uno de los temas más constantes de la literatura: las diferencias o confluencias entre la realidad y la ficción. Tusquets Editores declaró desierto su primer premio de Novela y Andalucía será la gran invitada de la edición de la feria del próximo año.

Tusquets se tomó ayer con deportividad que su primer premio latinoamericano de narrativa hubiera sido declarado desierto por el jurado en el que estaba Beatriz de Moura, la directora de la editorial. No consta en el fallo que la decisión fuera por unanimidad.

Concurrieron 785 obras del ámbito de la lengua española (250 de España, 300 de Argentina), pero ninguna alcanzó el nivel "excepcional" que el jurado esperaba. Del mismo modo que el Barça empezó mal esta Liga, comentó Antonio López Lamadrid, consejero delegado de Tusquets, este galardón pone a su empresa 0-2, "pero el año que viene esperamos ganar 3-0. La Liga tiene muchos partidos". En el jurado estaban, aparte de De Moura, Alberto Manguel, Alberto Ruy-Sánchez, Francisco Goldman y Aurelio Mayor, escritores y novelistas. ¿No están preocupados de que un jurado así les rechace a ellos su obra en una próxima edición? "Hemos sido lectores, y nadie sabe qué lector va a tocarle, Dios sabe en qué gustos caes", comentó el novelista Ruy-Sánchez. En la rueda de prensa, un periodista felicitó a la editorial por "haber conseguido que un libro no excepcional salga con el sello de una editorial", y un agente comentó: "La editorial ha subido puntos", a lo que De Lamadrid replicó: "Pero no económicamente".

Entre las preguntas al jurado, ciertos reproches: "¿Recuerdan que a Nabokov, a Greesham, a tantos, los rechazaron y luego fueron importantes? ¿No había ninguna con al menos un 9,5 de puntuación?". No, no había nada excepcional, dijeron los miembros del jurado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de noviembre de 2005