Reportaje:LOS SERVICIOS DURANTE LA NAVIDAD

La gran fiesta del euro se celebra en Navidad

Cada familia madrileña gastará alrededor de 1.067 euros entre comidas, regalos y lotería durante unas fechas en las que los grandes establecimientos acumulan un tercio de su venta anual

La Navidad es sinónimo de consumo desenfrenado. Éste es un hecho incontestable, independientemente de consideraciones al respecto. Los grandes centros comerciales, como Carrefour o Alcampo, venden en estas fechas hasta un tercio de la facturación de todo el año, según explican fuentes de la Asociación Nacional de Grandes Superficies (Anged). Y para estas navidades las expectativas son de crecimiento, añaden. El 34% de los madrileños admiten que gastarán más este año, según una encuesta de consumo realizada por la Cámara de Comercio de Madrid.

Así, los comerciantes, en general, y los más potentes, en particular, se lanzan a la caza de los compradores, que este año desembolsarán unos 1.067 euros por familia durante estas fechas, según las previsiones de Confederación de Consumidores y Usuarios (Cecu) de Madrid. Y entre los habitantes de la capital, según estos mismos cálculos, el gasto será aun mayor, llegando hasta los 1.200 euros por familia.

El calendario comercial permite a los grandes centros abrir todos los domingos de diciembre
La gran demanda crea sólo en supermercados entre 5.000 y 6.000 empleos temporales
Más información
Nochebuena en soledad
Una cena al filo del móvil
Los pequeños comercios rehúsan abrir sus puertas el día 25
Los grandes almacenes permanecerán mañana cerrados por ley
El metro y los autobuses cierran en Nochebuena a las diez de la noche
Los cines ofrecerán hoy sólo sesiones de tarde
22 colegios de la capital ofrecerán actividades durante las vacaciones escolares

Los lugares preferidos de los consumidores para hacer sus compras son los grandes centros comerciales, en detrimento del pequeño negocio, como llevan denunciando desde hace tiempo las asociaciones de pequeños comerciantes. Los grandes establecimientos se llenan de miles de personas, sobre todo durante los 21 domingos y festivos que, según la Ley de Comercio Interior de la Comunidad, han permitido a estos centros durante 2004 abrir sus puertas, como sucede cada fin de semana del presente mes, con excepción de mañana, día de Navidad.

Independientemente del impulso que viven estos centros por el consumo desenfrenado de estas fechas, sólo el nuevo centro de Príncipe Pío -inaugurado el pasado 22 de octubre y que este año vive su primera campaña de Navidad con llenos absolutos en los días festivos- registró, sólo en su primer mes de apertura, más de 1.200.000 visitantes, según datos de su empresa gestora, Riofisa.

Los juguetes, la comida, los restaurantes y los grandes centros comerciales aglutinan toda la oferta de productos en la que los madrileños van a gastar su dinero en estas fechas. Las comidas en el hogar se llevarán la mayor parte del gasto. Unos 170 euros por familia invertirán los madrileños en las tradicionales cenas de Nochebuena y Nochevieja y en las comidas de Navidad y, en algunos casos, de Reyes.

Le sigue muy de cerca la compra de juguetes, a la que dedicarán una media de 165 euros. Pero no sólo hay que regalar a los niños, así que otros 150 euros irán destinados a comprar otro tipo de obsequios. La distancia entre los deseos y los hechos es más corta o más larga dependiendo de la solvencia económica, pero desear es gratis. Así, un tercio de los madrileños consideran un viaje como el regalo ideal; un 8%, una vivienda; un 7,7%, ropa y calzado; el 6%, joyas y relojes; y un 5,5% señalan un coche, según los datos de la encuesta de la Cámara de Comercio.

Entre regalos y comidas, una buena parte del desenfreno acaba en la basura. Como ejemplo, el 26 de diciembre es el día del año en que se recogen más residuos en la capital: los basureros del Ayuntamiento de Madrid recogen ese día alrededor de 5.500 toneladas de desperdicios, mientras que la cifra en una jornada normal es de 3.249 toneladas. Pero, como todos los años, no habrá recogida de basuras esta noche ni mañana por la mañana, por lo que el Ayuntamiento ha pedido a los madrileños que no saquen las basuras en estas fechas.

Y con tiempo de vacaciones, y entre salidas de compras, también se intercalan las actividades de ocio y tiempo libre: otros 160 euros por familia. En este apartado tiene mucho que ver las fiestas de fin de año, pero sin incluir las comidas y cenas en restaurantes, entre las reuniones de empresa, familia, amigos, que supondrán un gasto extra de alrededor de 152 euros.

Las asociaciones de consumidores dedican gran parte de sus esfuerzos en estas fechas a lanzar consejos que se pueden resumir, en general, en comprar con tiempo y calma sin dejarse llevar por las campañas publicitarias. El Ayuntamiento de Madrid también se ha sumado a la campaña de consejos con la edición de la Guía del consumidor en Navidad. En ella, añade la advertencia de exigir las mismas garantías y la misma calidad aunque hayan dejado las compras para el último día.

En el caso de los copiosos y repetidos encuentros alrededor de una mesa, "comer mucho no es sinónimo de comer bien", recuerdan desde la Cecu. Añade la precaución de congelar "siempre que se pueda la dieta navideña, sobre todo la carne, el mercado o los mariscos". La Cecu también insiste mucho en recordar una serie de precauciones en torno a la lotería, otro de los grandes gastos navideños: otros 140 euros por familia entre los sorteos extraordinarios de Navidad y del Niño. El plazo de caducidad de los billetes de lotería es de tres meses y se trata de un documento al portador: "No lo pierda", advierte la asociación.

Pero no es únicamente el consumo individual el que se dispara en estas fechas. Por ejemplo, los dos millones de bombillas del alumbrado navideño de la capital, colocadas en más de 80 calles y plazas de la ciudad "dispararán el consumo eléctrico con un gasto extra de 3.618.000 kilovatios (KWh)", según aseguró hace dos semanas la ONG Ecologistas en Acción.

Al margen de gastos desmesurados, estas fechas no sólo benefician a los comerciantes, sino también a entre 5.000 y 6.000 personas cada año. Aunque sólo sea de forma temporal durante la campaña de Navidad, ésta es la cifra de empleos que generan los grandes establecimientos comerciales en la región.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS