Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Manuel Blecua coordinará los actos del IV centenario del 'Quijote'

Francisco Rico no acepta el encargo por posibles incompatibilidades

El director del Comité Ejecutivo de la Comisión que conmemorará el IV centenario de la publicación del Quijote será el académico José Manuel Blecua, según fuentes del Ministerio de Cultura. Desde que el Consejo de Ministros aprobó la iniciativa, se daba por hecho que sería Francisco Rico el que dirigiera dicho comité. Finalmente, ha declinado la oferta para evitar incompatibilidades entre sus propios trabajos y los de la comisión.

José Manuel Blecua Perdices es catedrático de Lengua Española en la Universidad Autónoma de Barcelona y fue elegido miembro de la Real Academia el 19 de junio de 2003. Allí ocupará el sillón h, vacante desde el fallecimiento de Emilio Lorenzo. En su caso, es necesario utilizar el segundo apellido. "Mi familiaridad con el Quijote viene de lejos, en casa ha sido una lectura habitual, mi hermano es un gran cervantista y la bibliografía que atesoró mi padre es inmensa", comentaba ayer el hijo de José Manuel Blecua Teijeiro, el gran maestro de toda una generación de lingüistas entre las que se incluyen sus propios hijos.

Blecua no había recibido aún la confirmación oficial de su nombramiento como presidente del Comité Ejecutivo de la Comisión del IV centenario del Quijote, así que prefirió no decir nada. Su cargo será efectivo cuando José Luis Rodríguez Zapatero, presidente de la Comisión, lo designe a propuesta de Carmen Calvo, ministra de Cultura. Un simple trámite, según fuentes de este ministerio, que confirmaron ayer que el verdadero coordinador de los actos de celebración del Quijote será finalmente Blecua, ya que Francisco Rico, que declinó la oferta de presidir el comité, colaborará simplemente como asesor.

Fue María Teresa Fernández de la Vega, vicepresidenta primera del Gobierno, la que dejó caer el nombre de Rico cuando anunció que el Consejo de Ministros apoyaba la creación de la Comisión el pasado 11 de junio. "He apoyado siempre el entusiasta proyecto de Zapatero y cuento con seguir haciéndolo, pero sin nombramientos y sin dejar mi trabajo propio, que es el de filólogo", explicó ayer al confirmar que finalmente no había aceptado la propuesta. "Por eso, aun siendo tan honroso para mí, desde el primer momento pedí a la ministra que me relevara del encargo. Si quiero acabar mi nueva edición crítica y el libro sobre el Quijote y la imprenta antigua no puedo atender a otras tareas".

"Por otro lado", comentó Francisco Rico, "hace años que tengo planeados y en marcha mis propios proyectos para el centenario, y existe el peligro de que mis iniciativas y opiniones personales se confundieran con las oficiales, e incluso que unas y otras fueran incompatibles".

La celebración del IV centenario de la publicación del Quijote es uno de los desafíos más importantes del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en el terreno cultural. Blecua confesó no saber aún gran cosa de sus líneas fundamentales, pero reconoció que se trata de una gran iniciativa, "un proyecto de estado", y que son muchas las cuestiones que pueden tratarse a partir del Quijote.

Inusual perspectiva

El propio Blecua se ha ocupado recientemente de la obra de Cervantes desde una inusual perspectiva. "Tuve que cerrar el congreso de hispanistas que se celebró en Madrid hace un año y escribí una conferencia sobre el Quijote y la informática". ¿Así que lo suyo son las nuevas tecnologías? "No, la informática fue un simple pretexto para volver sobre el gran texto cervantino y para explorar cómo las nuevas tecnologías pueden favorecer los estudios filológicos". José Manuel Blecua es amigo mío de siempre, ha colaborado conmigo muchas veces y tiene toda mi confianza. Estoy seguro de que hará un magnífico papel, comentó Francisco Rico.

El nuevo coordinador, para quien será "un verdadero honor" que se confirme su nombramiento como presidente de la Comisión Ejecutiva, confesó estar enfrascado en la redacción de su discurso de ingreso a la Real Academia -donde se ocupará de trabajos de fonética y fonología para la nueva gramática- , que espera leer a finales de año o a principios del próximo, y en el que se ocupará del Diccionario de la Academia de 1870, "el que utilizamos habitualmente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de julio de 2004