Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio afirma que la carne y la leche de clon son comestibles

La agencia estadounidense del medicamento y la seguridad alimentaria (Food and Drug Administration, o FDA) ha concluido que no hay ninguna evidencia de que la carne y la leche de animales clónicos suponga riesgos para la salud humana. El estudio, que es el primero del mundo sobre esa cuestión, no implica que haya perspectivas cercanas de comercializar carne de clon, según se apresuró ayer a subrayar el director de medicina veterinaria de la FDA, Stephen Sundlof.

La agencia tardará aún un año en decidir si recomienda que los animales clónicos requieran una aprobación gubernamental específica antes de entrar en la cadena alimentaria. La alternativa es que la clonación se considere una mera variante de la reproducción asistida, y por lo tanto no precise de regulaciones especiales. El sector alimentario estadounidense ha aceptado voluntariamente una moratoria de varios años antes de intentar la comercialización de productos clónicos para consumo humano.

La publicación del estudio permitirá calibrar la reacción de los consumidores, que será determinante para que el sector decida invertir en clonación en los próximos años, después de las dificultades que ha tenido para exportar alimentos transgénicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de noviembre de 2003