Reportaje:

El sabor auténtico

La empresa Distri-citrus, SL, de Xeraco, inicia la comercialización de un zumo de naranja totalmente natural

"¡Parece zumo de verdad!". Ésta es la frase más repetida entre las personas que prueban por primera vez el producto Suc De Taronja (SDT), un zumo de naranja "cien por cien natural" que ha empezado a distribuir una pequeña empresa de Xeraco (La Safor), Distri-citrus, SL, El zumo se vende envasado, con la garantía de que es totalmente fresco, a un precio económico, sin conservantes ni aditivos, y para consumir en un máximo de cuatro días, ya que si no pierde sus propiedades naturales. Quique Ferrando es el promotor de la idea, que empezó a rumiar hace tres años cuando residía en Holanda, donde trabajaba en la comercialización de naranjas. En la sociedad holandesa, como en la mayor parte del norte de Europa, "el consumo de zumo fresco está más establecido" que en España, explica Ferrando, y este tipo de productos se comercializa con éxito en supermercados y tiendas de alimentación. Pensó entonces en la posibilidad de aprovechar su estancia para abrir un negocio de distribución de zumo, pero abandonó el proyecto.

En octubre de 2000, Ferrando regresó a su localidad natal, Xeraco, y todavía le rondaba la idea. Finalmente decidió emprender el reto en España. "Aquí partía con la ventaja de que tenía la materia prima al lado de casa", comenta. Tanteó a cafeterías, caterings, panaderías y fruterías del municipio, Gandia y alrededores, y vio que "había mercado". El pasado mes de abril, con una cartera inicial de tres clientes (una panadería ubicada en la playa de Xeraco, un catering de Valencia y un hotel de Gandia), inició la producción de zumo fresco de naranja. Hoy, la clientela supera la veintena de empresas, sin contar con la venta directa a casas particulares, que han conocido el producto por recomendaciones ya que el zumo todavía no se ha publicitado, tan sólo en algunos actos benéficos o ferias gastronómicas de la zona de la Safor.

¿A qué se debe el éxito del producto? Para Ferrando la clave está en que "la calidad del SDT no tiene nada que ver con el zumo envasado que actualmente se comercializa en nuestro país", o el de las máquinas, que se vende en bares y cafeterías. En el proceso de extracción del SDT se pela la naranja, para garantizar la eliminación de los aceites y los posibles restos de pesticidas en la piel. Una vez pelada, se prensa y se envasa en botellas de tres tamaños: de cinco litros, de uno y de 33 centilitros. El zumo resultante, refrigerado a una temperatura de entre 4 y 5 grados, mantiene la pulpa y las propiedades de la naranja. Pero la garantía de su "frescura" se encuentra además en el hecho de que utiliza naranja de temporada. "El zumo que se vende actualmente siempre tiene el mismo sabor, cuando en el mercado hay muchas variedades de naranja, con sabores diferentes. ¿Cómo se explica entonces que sea fresco", cuestiona Ferrando. Distri-citrus garantiza que su producto es de temporada, y especifica en la etiqueta la variedad de naranja utilizada y sus propiedades.

Quique Ferrando reconoce que el consumidor, al principio, muestra algunos prejuicios hacia el producto. "Cuestionan que sea totalmente fresco al distribuirse embotellado, pero en cuanto lo prueban reconocen el sabor del zumo tradicional". El producto tiene el registro de Sanidad, y la empresa envía de cada lote de zumos que produce una muestra a un laboratorio para su análisis. En tan sólo tres meses de actividad, Distri-citrus produce ya diariamente unos 300 litros que se distribuyen en caterings para congresos, hoteles, panaderías, pequeñas tiendas y a particulares. La empresa se encarga también del reparto del producto a primera hora de la mañana. Su reto más inmediato es aumentar la producción a 1.000 litros diarios, unos 300.000 al año. El problema, explica Ferrando, "es que estamos condicionados a la distribución" que tiene que ser diaria. La comercialización del producto "ya es viable", agrega, y ahora la empresa aspira a conseguir un "sello de calidad". De momento ha logrado un importante paso: promover el hábito de beber zumo natural de naranja entre una población, la valenciana, reticente a esta costumbre a pesar de que, curiosamente, tiene la mejor materia prima a su alcance.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 17 de julio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50