Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INVESTIGACION

21 sociedades científicas piden la mejora del sistema de financiación de la investigación

Los firmantes recuerdan 'la situación desesperada' que sufren numerosos equipos

Los presidentes de las 21 sociedades científicas que suscriben la carta, 'en las que están afiliados gran parte de los investigadores españoles en activo', hacen alusión a 'la situación desesperada de muchos grupos de investigadores en la casi totalidad de las áreas'. El motivo son los retrasos del ministerio a la hora de hacer efectivos los fondos comprometidos para financiar sus proyectos científicos. 'Un sistema de financiación serio y seguro es vital para mantener el buen nivel de la investigación', recuerdan, y advierten de que este problema 'no sólo va en perjuicio de los grupos de investigación y desarrollo directamente implicados, sino de todo el sistema español de ciencia y tecnología y, por ende, del país en general'.

Los científicos advierten que esta situación 'no se da en otros países de nuestro entorno caracterizados más bien por el impecable funcionamiento de la Administración pública en el área que nos ocupa'. La situación, se destaca en la carta, se agrava en España cada vez que hay un cambio de Gobierno, de responsables ministeriales o, en el caso actual, de todo un Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Por ello, proponen las sociedades científicas a los parlamentarios y a la ministra Anna Birulés que se considere la ciencia y la tecnología como una cuestión de Estado 'que no debe estar sujeta a los avatares de la política ni adscrita a ningún color o partido, ni ser utilizada con fines políticos'. Asimismo se piden las acciones necesarias para agilizar la gestión del sistema de I+D, con pautas bien definidas y constantes en el tiempo.

Para ello, las sociedades científicas consideran necesario establecer fechas fijas debidamente coordinadas para las convocatorias periódicas de becas, financiación de proyectos, subvenciones y ayudas, así como la la resolución de dichas convocatorias y para pagar dichas ayudas.

La carta abierta, dirigida a la ministra de Ciencia y Tecnología y a los presidentes del Congreso y el Senado, así como a los portavoces de las comisiones de Ciencia y Tecnología de ambas cámaras, está suscrita por las sociedades españolas de: Historia Natural, Astronomía, Bioquímica y Biología Molecular, Cardiología, Ciencias Fisiológicas, Genética, Investigación sobre el Cáncer, Inmunología, Óptica, Paleontología, Psicofisiología, Matemática Aplicada, Medicina Interna, Microbiología, Mineralogía, Neurología y Virología, así como la sociedad Geológica de España, la Asociación Española de Científicos, la de Cirujanos y la de Genética Humana.

Para poner en marcha un plan de fechas y plazos fijos y bien coordinados, los científicos consideran que sería idóneo que se encargaran de la gestión 'funcionarios de alto nivel y no cargos político'. Ponen como ejemplo el Instituto Nacional de Estadística o la Agencia Tributaria, que se ocupan de facilitar cada mes los datos estadísticos, la primera, y de la recaudación de impuestos 'cada año por las mismas fechas'. Por ello, piden 'un esfuerzo en la misma línea de rigor y eficiencia'.

Estas medidas permitirían planificar debidamente el trabajo en los centros de investigación. Además, recuerdan las sociedades científicas, la Administración 'se vería reconocida por toda la comunidad científica independientemente de cualquier afinidad política', toda la sociedad saldría beneficiada porque el mejor funcionamiento del sistema de ciencia y tecnología 'redundaría en un mayor progreso'. Y, por último, 'también favorecería a los máximos responsables del Ministerio', concluye la carta, 'por cuanto podrían dedicar más tiempo y esfuerzo a su función prioritaria: establecer las grandes directrices de política científica y seguir su puesta en práctica'.

Proposición socialista

El Grupo Socialista en el Congreso presentó ayer una Proposición no de Ley para que se paguen inmediatamente los fondos comprometidos pero aún no abonados a los grupos de investigación, correspondientes a los años 2000 y 2001, así como para agilizar los pagos correspondientes a 2002 y convocatorias sucesivas, 'con el objetivo de que puedan ser percibidos dentro del año presupuestario en que son concedidos y notificados'.

La proposición, presentada por el diputado Jaime Lissavetzky, pide también que se establezca un calendario fijo para las convocatorias del Plan Nacional de Investigación y que se presenten el año anterior a su adjudicación para que haya tiempo suficiente para la selección y evaluación de proyectos, así como para permitir el pago de las subvenciones en el año presupuestario. Además, el diputado propone incrementar la financiación de la ciencia en España de manera que vaya disminuyendo la gran fractura que hay actualmente entre el esfuerzo español (0,9% del Producto Interior Bruto) y la media europea (1,9% del PIB).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de junio de 2002