Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO BBV'

El 'número dos' del BBVA admite que conocía los pagos del banco a Hugo Chávez

Goirigolzarri asegura que ignoraba que el dinero venía de las cuentas en Jersey

José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), hizo llegar ayer al juez Baltasar Garzón una carta en la que admite que conocía que se hicieron dos pagos por valor de 1,5 millones de dólares al partido de Hugo Chávez en Venezuela. En aquella época, Goirigolzarri era director general del área de Banca en América. Estas afirmaciones desmienten las declaraciones de Pedro Luis Uriarte, ex consejero delegado, que manifestó que tanto él como Goirigolzarri desconocían los pagos a Chávez. Por su parte, el ex presidente del banco, Emilio Ybarra, asumió ayer ante el juez Garzón la responsabilidad por las cuentas secretas. José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), hizo llegar ayer al juez Baltasar Garzón una carta en la que admite que conocía que se hicieron dos pagos por valor de 1,5 millones de dólares al partido de Hugo Chávez en Venezuela. En aquella época, Goirigolzarri era director general del área de Banca en América. Estas afirmaciones desmienten las declaraciones de Pedro Luis Uriarte, ex consejero delegado, que manifestó que tanto él como Goirigolzarri desconocían los pagos a Chávez. Por su parte, el ex presidente del banco, Emilio Ybarra, asumió ayer ante el juez Garzón la responsabilidad por las cuentas secretas.

José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), hizo llegar ayer al juez Baltasar Garzón una carta en la que admite haber tenido conocimiento de los dos pagos que, por valor de 1,5 millones de dólares, el BBV realizó en diciembre de 1998 y julio de 1999 a favor del partido de Hugo Chávez en Venezuela. En aquella época, Goirigolzarri era director general del área de Banca en América.

La noticia de la carta -un folio- fue dada a conocer ayer por el juez Garzón, poco después de empezar la declaración del ex presidente del BBVA, Emilio Ybarra. El juez informó que el abogado del BBVA, Gonzalo Rodríguez Mourullo, había enviado la carta a primera hora de la mañana y, a continuación, al hilo de las manifestaciones de Ybarra, la leyó en voz alta.

Goirigolzarri recuerda que los hechos fueron recogidos en el informe de inspección del Banco de España realizado con fecha 11 de marzo de 2002. Según se recoge en dicho informe, en la página 24, una sociedad domiciliada en la isla de Nieu, próxima a Nueva Zelanda, Sharington, admistraba el trust T.532, creado en Jersey para acoger los fondos secretos del BBV.

Desde la cuenta de Sharington se hicieron 12 cargos, de los cuales destacaban, por su importancia, tres: el pago de 525.586 dólares con fecha 1 de diciembre de 1998; un cargo con fecha 7 de julio de 1999 por un millón de dólares, y, también, otro cargo de 19,2 millones de dólares.

Los dos primeros pagos fueron transferidos a través de la sociedad Excelsior y el Trust T.54, creados especialmente para la operación, a favor de la sociedad Concertina, de Curaçao, Antillas Holandesas. La sociedad Concertina tiene como administrador a Tobías Carrero Nacar, quien, según fuentes financieras, es socio del ex ministro venezolano Luis Miquilena, recaudador de fondos para la campaña de Hugo Chávez.

En su carta al juez Garzón, Goirigolzarri señala que fue informado por Juan Carlos Zorrilla, presidente ejecutivo del Banco Provincial de Venezuela, del grupo BBV, en el último trimestre de 1998, 'de que la dirección de la campaña del entonces candidato a presidente de esa República, D. Hugo Chávez, estaba solicitando a las empresas con presencia en el país y, entre ellas, al Grupo BBV, que contribuyeran a sufragar los gastos de esa campaña y que, en su opinión, consideradas las circunstancias del país y del momento, era razonable no diferenciarse del comportamiento que, al parecer, seguían el resto de las empresas y acceder a la solicitud'. El actual número dos del BBVA concreta: 'Trasladé la petición al consejero delegado [Pedro Luis Uriarte] y al presidente del banco [Emilio Ybarra]. Posteriormente, el presidente, a quien correspondía decidir en cuestiones institucionales, me indicó que había instruido a la dirección financiera [a cargo de Luis Bastida] para que contactara con los directivos locales y procediera a realizar la contribución solicitada'. Goirigolzarri señala que en julio de 1999, siete meses después del primer pago -525.586 dólares-, cuando los responsables de la campaña del partido de Chávez a las elecciones de la Asamblea Constituyentes volvieron a pedir dinero, se procedió de modo similar. Es decir: Zorrilla se dirigió a Goirigolzarri, y éste, a Uriarte e Ybarra.

Lo que Goirigolzarri asegura es que no conocía que el origen de los fondos transferidos a Venezuela procediera de las cuentas secretas en Jersey. 'El 15 de diciembre, Emilio Ybarra me informó de los activos no reflejados en la contabilidad y de que las contribuciones a las que he hecho referencia se realizaron con cargo a los mismos y no, como yo siempre había creído, con cargo a la contabilidad del banco'.

Fuentes del BBVA dijeron ayer a este periódico que Goirigolzarri había informado a Francisco González, desde hacía mucho tiempo, sobre sus conocimientos de los pagos a Hugo Chávez.

'Trasladé la petición al presidente'

El consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri, envió el 17 de junio una carta al juez Garzón que a continuación se reproduce:
'En consonancia con la voluntad de BBVA de colaborar con la justicia en el total esclarecimiento de los hechos objeto de esta investigación, he considerado oportuno, ante las diversas noticias aparecidas en los medios de comunicación, trasladar al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional mi conocimiento de los hechos recogidos en el informe de la inspección del Banco de España del 11 de marzo de 2002, relativos a las contribuciones realizadas en campañas electorales en Venezuela. En el último trimestre de 1998, siendo director general del Área de Banca en América, fui informado por el presidente ejecutivo del Banco Provincial de Venezuela, Juan Carlos Zorrilla, de que la dirección de campaña del entonces candidato a presidente de esa República, don Hugo Chávez, estaba solicitando a las empresas con presencia en el país, y, entre ellas, al Grupo BBV, que contribuyeran a sufragar los gastos de esa campaña y que, en su opinión, consideradas las circunstancias del país y del momento, era razonable no diferenciarse del comportamiento que, al parecer, seguían el resto de las empresas y acceder a la solicitud. Trasladé la petición al consejero delegado y al presidente del banco. Posteriormente, el presidente, a quien correspondía decidir en cuestiones institucionales, me indicó que había instruido a la dirección financiera para que contactara con los directivos locales y procediera a realizar la contribución solicitada. De similar modo se procedió cuando meses después se volvió a solicitar una contribución para la campaña para la elección de miembros de la Asamblea Constituyente. El 15 de diciembre de 2001, unos días antes de ser nombrado consejero delegado de BBVA, Emilio Ybarra me informó de la existencia de los activos no reflejados en la contabilidad, que originaron el expediente del Banco de España, y de que las contribuciones a las que he hecho referencia se realizaron con cargo a los mismos y no, como yo siempre había creído, con cargo a la contabilidad del banco. Quedo a disposición del juzgado para cualquier aclaración o precisión que considere necesarias'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de junio de 2002

Más información