Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sun demanda a Microsoft por prácticas contra la competencia

La compañía pide una indemnización de 1.000 millones de dólares

Sun Microsystems, una de las compañías informáticas más importantes del sector, ha presentado una nueva demanda contra Microsoft por prácticas en contra de la libre competencia. Sun pide una indemnización de 1.000 millones de dólares (1.150 millones de euros) por los daños que le ha provocado la decisión de Microsoft de comercializar Windows XP sin compatibilidad para el lenguaje de programación Java. La demandante asegura que será fácil demostrar el perjuicio causado a la empresa.

La demanda de Sun se suma a la que presentó hace dos meses el tercero de los grandes gigantes informáticos, America Online. Junto a esa iniciativa judicial, la juez del caso Microsoft ha pospuesto una semana el comienzo de las sesiones en las que se decidirá la sanción contra la compañía por los delitos monopolistas.

Sun comercializa ordenadores y programas para grandes servidores corporativos. Su lenguaje Java, convertido poco a poco en un estándar de programación, permite crear programas capaces de funcionar en diferentes plataformas y sistemas operativos. Un programa escrito en Java no tiene que ser modificado para cada sistema.

La demanda de Sun, presentada en un tribunal federal de San José (California), acusa a Microsoft de comportarse de manera injusta y contraria a la libre competencia. Sun asegura que su actividad empresarial se ha visto enormemente perjudicada por la falta de compatibilidad para el lenguaje Java en el nuevo sistema operativo de Microsoft, Windows XP, convertido en la pieza clave de su estrategia comercial.

Junto a la indemnización, Sun también pide en la demanda acceso al 'código fuente' (lenguaje de programación) del navegador de Internet de Microsoft. También solicita a los jueces que obliguen a la compañía que preside Bill Gates a incorporar compatibilidad con Java en Windows XP.

Históricamente, Sun ha mantenido una relación tensa y enfrentada con Microsoft; no es la primera demanda que Sun presenta contra la compañía de Gates. El año pasado, Microsoft pagó 20 millones de dólares a Sun para acabar con otro proceso judicial que guarda cierta similitud con el que ahora se inicia: Microsoft trató de comercializar una versión propia de Java sólo compatible con Windows. Además de la sanción, Microsoft se comprometió a abandonar esa maniobra informática, pero contraatacó con la decisión de eliminar cualquier compatibilidad con Java en su nuevo sistema operativo.

Efecto en otras empresas

En el texto de la demanda, Sun asegura que Microsoft mantiene 'una conducta ampliamente anticompetitiva' y formula una acusación aún más grave: culpa a la empresa de Bill Gates de forzar a otras compañías a distribuir productos que no funcionan con Java, lo que ha perjudicado a la empresa que creó esta especie de lenguaje informático universal.

La compañía asegura a través de su representante que no será difícil demostrar ante la justicia 'el perjuicio económico que nos ha causado Microsoft, por encima incluso de los 1.000 millones' de dólares que piden como indemnización. Microsoft no comentó la nueva demanda.

Las acusaciones llegan sólo dos meses después de que America Online presentara otra demanda por los métodos con los que Microsoft ha logrado el dominio en el sector de los navegadores de Internet.

Por otra parte, la juez encargada de los trámites finales del caso Microsoft ha retrasado una semana las sesiones de vista oral que deben establecer las sanciones contra la compañía por las prácticas anticompetitivas demostradas durante el juicio. Microsoft había pedido un aplazamiento de dos semanas para poder analizar los cambios y las sanciones que piden los nueve Estados que han decidido no sumarse a un posible acuerdo extrajudicial, continuar adelante con el proceso y tratar de lograr sanciones más duras contra la compañía.

El Gobierno federal, 20 Estados y el Distrito de Columbia habían demandado a Microsoft en 1997 acusándola de abuso ilegal de su posición de monopolio en el sector de sistemas operativos para ordenadores personales. El Gobierno federal y nueve de los Estados han llegado a un acuerdo que también está a consideración de la juez Kollar-Kotelly.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de marzo de 2002