Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Nueve estados demandan duras penas contra Microsoft por monopolio

La iniciativa no cuenta con el respaldo del Departamento de Justicia estadounidense, que ya alcanzó un acuerdo con la empresa de Bill Gates el 2 de noviembre de 2001

Microsoft, el gigante mundial de la informática, y nueve estados que demandan duras sanciones contra esa compañía por prácticas de monopolio, se enfrentan hoy ante un juez en una dura batalla judicial.

La iniciativa de esos estados, entre los que figuran California, Florida y Virginia, no cuenta con el respaldo del Departamento de Justicia estadounidense, que ya alcanzó un acuerdo con Microsoft al respecto el 2 de noviembre de 2001.

Ese pacto del Gobierno y otros nueve estados, y que todavía está sujeto a la aprobación de la juez Colleen Kollar-Kotelly, evitó que la compañía de informática fuese sometida a un juicio por monopolio que se preveía hubiera durado varios años.

Sin embargo, California, Massachusetts, Connecticut, Kansas, Florida, Minnesota, Utah, Iowa, Virginia y el Distrito de Columbia pretenden convencer a la magistrada de que aplique drásticas sanciones.

Las consideran necesarias para proteger a los consumidores y también a los competidores de las prácticas monopolísticas de Microsoft.

Según fuentes cercanas al caso, una de las posibles medidas judiciales contra Microsoft sería difundir los entresijos de su nuevo programa Windows, lo que beneficiaría a sus competidores.

Varios analistas y observadores del mercado predicen una batalla muy cerrada en los tribunales y los ejecutivos de Microsoft ya han advertido que las sanciones adicionales serían imposible de cumplir.

Futuras prácticas monopolísticas

A finales de 2001, los miembros del Comité Judicial del Senado expresaron su preocupación porque el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y la empresa Microsoft no fuese suficiente para impedir futuras prácticas monopolísticas.

El presidente del Comité, el demócrata por Vermont, PatrickLeahy, advirtió que los términos del acuerdo alcanzado entre Microsoft y nueve de los estados demandantes no eran suficientemente claros y se podían prestar a manipulación.

Durante una audiencia del Comité para analizar el acuerdo, Leahy instó a la juez del caso, Colleen Kollar-Kotelly, a que considerara "seriamente" el plan alternativo propuesto por los nueve estados que rechazaron el acuerdo con el Departamento de Justicia.

Esos estados exigen que Microsoft ofrezca una versión más barata de su sistema operativo Windows y que el programa para negocios Microsoft Office pueda utilizarse con otras plataformas.

También demandan que las empresas rivales de Microsoft tengan un mayor acceso a ciertos componentes técnicos de su popular navegador, además de otras medidas más estrictas para restablecer la competitividad del mercado de los ordenadores.

Sistema Windows

La empresa Microsoft afronta una demanda por sus presuntas prácticas monopolísticas en el mercado, particularmente mediante su sistema operativo Windows.

En la demanda se acusa a Microsoft de dañar la competencia al querer preservar su monopolio en la venta de sistemas operativos, de intentar monopolizar el mercado de los navegadores de internet y de

vincular ilegalmente su sistema operativo a su navegador Internet Explorer.

Brad Smith, consejero general de Microsfot, cree que las nuevas sanciones que piden los estados demandantes crearían problemas a la industria y al público. Asimismo, darían motivo a una nueva vulnerabilidad de seguridad en los productos Windows, sostuvo.

Microsoft ha explicado a todos sus empleados que las sanciones que pretenden lograr los demandantes podrían destruir el valor de Windows en el mercado y regular prácticamente todos los aspectos de la compañía.

El fiscal general del Estado de Iowa, Tom Miller, ha rechazado esa versión de Microsoft y ha destacado que entre los beneficios que derivarían de unas sanciones más drásticas estaría la obligación de introducir algunas modificaciones a Windows, "lo que no destruiría a Microsoft", dice.