Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

75.000 interinos de la sanidad pública podrán ser fijos en una sola oposición en 2002

El Congreso abre el concurso del Insalud a todas las comunidades que se adhieran

Unos 75.000 trabajadores interinos de la sanidad pública (médicos, enfermeros, celadores, administrativos) serán convocados antes de fin de año a una gigantesca oposición, única y simultánea, para hacer fija su plaza. Las pruebas comprenderán tres fases y tendrán lugar el año que viene simultáneamente en todas las comunidades autónomas que se sumen al plan. El proceso no se verá afectado por las transferencias sanitarias. Todos los grupos parlamentarios, excepto el PNV, aprobaron en la noche del miércoles el proyecto de ley, que sólo debe pasar ya por el Senado.

El borrador que salió del Consejo de Ministros el 12 de octubre preveía consolidar sólo las plazas de interino de las 10 comunidades del territorio Insalud (las que aún no tienen transferidas las competencias sanitarias). Pero la Comisión de Sanidad parlamentaria admitió el miércoles la tesis del PSOE de que la convocatoria debía hacerse extensiva a todas las comunidades que deseen sumarse.

Andalucía, Canarias, Galicia y la Comunidad Valenciana ya han anunciado, según el PP, su intención de adherirse a la convocatoria. Estas comunidades suman tanta población (16 millones de personas) como el Insalud. El País Vasco y Navarra tienen un régimen foral propio que hace inaplicable el acuerdo, razón por la que el PNV se abstuvo en la votación.

Sólo en el territorio Insalud trabajan 37.000 interinos. La cifra asciende a cerca del doble (75.000) cuando se añaden los interinos de las comunidades que han anunciado su intención de adherirse.

La convocatoria y las pruebas se realizarán una sola vez, con carácter extraordinario. El objetivo es regularizar la situación del personal interino que se ha ido acumulando sobre todo en los hospitales, pero también en los centros de atención primaria, a lo largo de los últimos 12 años. No es esperable que esa situación se repita.

Evitar trasladosLas pruebas serán simultáneas en todas las comunidades. Una comisión de coordinación creada en el seno del Consejo Interterritorial de Salud, con miembros de la Administración central y las autónomas, se encargará de garantizar la coherencia del proceso. La falta de coordinación podría causar un alud de solicitudes de traslado entre comunidades.

Como consecuencia de otra de las enmiendas aceptadas al PSOE, la convocatoria se hará pública antes del 31 de diciembre para que el proceso esté ya en marcha cuando las comunidades del Insalud hayan recibido las competencias sanitarias. Ello implica que las transferencias deberán incluir las partidas económicas necesarias para culminar la consolidación de los interinos, sin olvidar conceptos como los trienios acumulados.

La responsable de sanidad en la ejecutiva del PSOE, Consuelo Rumí, criticó ayer al Gobierno por haber tenido paralizado el asunto durante casi un año. También consideró 'muy notable' que el PP haya aceptado las principales enmiendas del PSOE, mientras que ha rechazado casi 60 proposiciones del propio PP.

Las pruebas se celebrarán el año que viene y tendrán tres fases. La primera será una oposición, que en principio podrán aprobar más interinos de los que luego accederán a una plaza. La segunda será un concurso de méritos, que sólo superará un número de aspirantes igual al número de plazas. Y la tercera asignará las plazas disponibles según las solicitudes de traslado y los méritos.

Los médicos interinos tienen reservas sobre el hecho de que, en paralelo a esta última fase de asignación de plazas, el proyecto de ley estipula un concurso de traslados para el personal fijo. El portavoz de la Asociación Nacional de Facultativos Especialistas Interinos (ANFEI), Pedro Tarquis, explicaba ayer: 'El personal fijo ya ha tenido otras oportunidades de solicitar traslados, mientras que para los interinos ésta es la primera ocasión en 12 años. Creemos necesaria alguna medida disuasoria que desincentive al personal fijo para pedir traslados ahora'.

Esta asociación ha convocado asambleas en todos los hospitales del Insalud, entre el miércoles y el jueves que viene, para analizar los contenidos del proyecto de ley y decidir después si convoca movilizaciones. Según Tarquis, otro de los puntos que los interinos quieren ver garantizado es algún tipo de baremo que favorezca a los especialistas hospitalarios sobre los de atención primaria.

A este respecto, la socialista Rumí explicó ayer que los especialistas de los hospitales y los de atención primaria deben tener la misma consideración, pues el concurso sería inconstitucional de otro modo. Sin embargo, aclaró que los baremos sí beneficiarán a quienes soliciten plaza en el lugar en el que ya están prestando servicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de noviembre de 2001