Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Goitia gana el Premio de Periodismo Iberoamericano

El bilbaíno Fernando Goitia, nacido en 1969, se fue tras acabar el máster de EL PAÍS en 1998 a Nicaragua y allí le atrapó el fiero huracán Mitch. De la mano de un compañero nicaragüense, que sería el protagonista del reportaje, se adentró en un autobús por el fantasmal paisaje que había dejado esa fuerza de la naturaleza. Y escribió un reportaje que se publicó en EL PAÍS el 24 de noviembre de 1998. Con él ganó el primer premio del recién estrenado Premio Iberoamericano de Periodismo Lázaro Carreter, para menores de 30 años. Ayer, cuando recogió a las 20.00 el cheque de un millón de pesetas y una placa, dijo: "Necesitamos de un poco de ayuda, porque en el periodismo está casi todo ocupado". De él y de su reportaje, Lázaro Carreter destacó que el autor no se limita a enumerar daños, muertos y desaparecidos, sino que se fija como de pasada en algunos de aquellos desventurados. "Son pequeñas pinceladas literarias, aunque se basen en la verdad. Y hay pocas cosas más peligrosas para un periodista que querer hacer literatura sin traicionar su texto con emociones propias".

El segundo accésit recayó en el venezolano Boris Muñoz, que construyó un reportaje sobre el segundo viaje al espacio del astronauta más viejo del mundo, John Glenn, publicado en El Globo. "Con difícil sencillez describe muy bien la tranquila angustia del hombre, que aún sirve, pero por viejo", concluyó Lázaro Carreter.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de abril de 2000