El Cervantes sitúa en EE UU y Brasil las principales zonas de expansión del español

Los Reyes presidieron la reunión del patronato, a la que asistieron Vargas Llosa y Valente

"El español no ha tocado techo ni lo tocará en el siglo XXI", aseguró ayer en Aranjuez el director del Instituto Cervantes, Fernando Rodríguez Lafuente, poco antes de la reunión anual del patronato, que fue presidida por los Reyes y el presidente del Gobierno, José María Aznar, y a la que asistieron los escritores Mario Vargas Llosa, Camilo José Cela y José Ángel Valente. La expansión futura del español, especialmente en EEUU, donde en el 2050 habrá casi 100 millones de hispanos, y Brasil, donde es lengua obligatoria en las escuelas, centraron todas las intervenciones.

Más información
Errores de protocolo

El Rey, que acudió a la reunión anual del patronato acompañado de la reina Sofía y la infanta Elena, felicitó al instituto por haber anunciado entre sus prioridades la de colaborar con las naciones iberoamericanas, donde viven nueve de cada diez hispanohablantes. "La Real Academia Española y las academias de la lengua nos acaban de ofrecer, con la nueva Ortografía, un ejemplo modélico de colaboración", afirmó el Monarca en su discurso, en el que destacó también la actitud del Senado brasileño de introducir la enseñanza del español en su sistema educativo. "Somos conscientes del esfuerzo que supone afrontar los retos de lo que se ha dado en llamar sociedad de la información, y nos damos cuenta de que las lenguas son el elemento que facilita o impide su desarrollo", aseguró.El siglo que ahora termina se ha caracterizado por la expansión demográfica de la lengua fundadora de la novela moderna. El reto para el siguiente es el de conseguir que ocupe su lugar como lengua internacional. Para conseguirlo, el Instituto Cervantes se ha planteado cuatro objetivos: promover el idioma español, servir de plataforma de las industrias culturales -especialmente la literatura y el cine-, ser el referente mundial para la formación de profesores de español y utilizar Internet como plataforma para ampliar su difusión.

Las cifras más altas

Rodríguez Lafuente, que lleva en el cargo poco más de seis meses, presentó antes de la reunión del patronato un balance del instituto muy positivo. En todas las áreas se han registrado cifras más altas de participación que en el curso anterior. El Cervantes fue creado en 1991 y cuenta con una plantilla de 900 personas, que trabajan o colaboran con la institución en las 34 sedes repartidas por todo el mundo. Para atender las crecientes necesidades del instituto, el presupuesto para el año 2000 será de 6.909 millones de pesetas, un 18,8% más que el presente año.Rodríguez Lafuente aclaró que el Cervantes centrará todos sus recursos y trabajos en el exterior, para lo que cuenta con la cooperación de los institutos culturales iberoamericanos y el apoyo de la Real Academia Española y el resto de las academias de la lengua. Ya hay acuerdos firmados con México y Argentina y en breve se firmará con Colombia para la difusión de la cultura en español. "La vitalidad de la creación española e iberoamericana ha de convertir la lengua en un importante recurso económico, como ya se muestra en la industria editorial, la cinematográfica y la musical", aseguró.

En Estados Unidos, uno de los objetivos claves para la expansión del español, se llevará a cabo el próximo año un amplio programa cultural que recorrerá las ciudades más importantes y en el que colaborarán, entre otras, la Federación de Gremios de Editores, la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales y la Sociedad General de Autores.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Brasil, donde el español se ha convertido en lengua obligatoria en las escuelas de secundaria, será también objetivo prioritario de los planes de futuro del instituto. El mes que viene el ministro de Cultura viajará a ese país, de 160 millones de habitantes, acompañado por el director del Cervantes para determinar cómo se lleva a cabo la formación de los cerca de 200.000 profesores de español que se necesitan para impartir la asignatura en las escuelas. Un portavoz del instituto precisó ayer que la centralita de sus oficinas en Madrid está bloqueda con las llamadas de personas que se interesan por conseguir información sobre los posibles puestos de trabajo. Precisamente este curso se ha abierto la primera sede del instituto en Brasil, ubicada en São Paulo, dedicada exclusivamente a la formación de profesorado.

La cuarta lengua

El interés por hablar español, la cuarta lengua más hablada del mundo después del inglés, el chino y el hindú, sigue también en alza en todos los países que cuentan con centros del Instituto Cervantes. De hecho, en este curso académico y según las cifras facilitadas por su director, se han registrado 46.958 matrículas, un 14% más que el curso anterior. Los centros situados en Bremen, Múnich, Nueva York, Utrecht y Beirut son los que han registrado mayor afluencia de alumnos. El número de cursos para aprender el idioma -4.011- también ha aumentado en un 17% más que el año anterior. Junto al español, también se han impartido cursos de catalán, euskera y gallego en los que se han matriculado 130 alumnos en París y Chicago, entre otras ciudades.Como colofón al balance del curso, Rodríguez Lafuente anunció la publicación en la red del catálogo colectivo de publicaciones periódicas, que incorpora más de 3.000 revistas. El Centro Virtual Cervantes (cvc.cervantes.es), que recibe 14.000 visitas semanales, una tercera parte de ellas procedentes de EEUU, se ha consolidado, según su director, como uno de los principales portales de Internet relacionados con el español.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS