Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el cardenal chileno Silva Henríquez, fundador de la Vicaría de la Solidaridad

El cardenal emérito Raúl Silva Henríquez, fundador de la Vicaría de la Solidaridad, un organismo que defendió a miles de chilenos de la persecusión de la dictadura de Pinochet y luchó por la defensa de los derechos humanos, murió ayer a los 91 años de edad, víctima de una neumonía, la tercera que sufría en 1999, después de estar en coma profundo desde el martes 6. Salesiano de tendencia progresista, llamado el "cardenal de los pobres", Silva fue un buen intérprete de los vientos de cambio que respiró la sociedad chilena en los años sesenta y comienzos de los stenta y, después del golpe militar de 1973, contribuyó decisivamente a erigir los primeros muros de resistencia al terror pinochetista, los de la dignidad humana.El cardenal Silva, que había alentado un diálogo entre Salvador Allende y Patricio Aylwin, entonces presidente del mayor partido opositor, la democracia cristiana, que evitara el inminente cuartelazo, hizo de la defensa de los derechos humanos su labor central. Entre la Iglesia y el Gobierno militar se abrió un abismo, pero el Papa Pablo VI respaldó al cardenal Silva.

Cuando en 1983 fue reemplazado al frente de la iglesia de Santiago por un obispo de tendencia conservadora, la esposa de Pinochet, Lucía Hiriart, dijo: "¡Al fin Dios nos ha escuchado!".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de abril de 1999