Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero de Salud navarro se opone a la identificación por ADN

Cervera Soto teme que los bancos de datos se usen para fines extrasanitarios

"Yo soy contrario a que se aplique la prueba de ADN a los recién nacidos, porque se puede correr el riesgo de extralimitar ese sistema y utilizar los bancos de datos para otros fines, como la discriminación laboral", aseguró ayer Santiago Cervera Soto, consejero de Salud del Gobierno de Navarra. Esta tesis es diametralmente opuesta a la iniciativa del Servicio Vasco de Salud, que el pasado 16 de julio puso en marcha un nuevo sistema de identificación de los bebés, por el que a través de una gota de sangre extraída del cordón umbilical, se deduce la huella genética del recién nacido.Para Cervera Soto hay otros métodos más seguros y con menos riesgos, como las huellas dactilares. "Yo soy contrario a que a ningún niño se le saque sangre, ya que se estaría vulnerando sus derechos. Aunque el genoma humano es propiedad de la humanidad, el genoma individual no lo es", aseguró el consejero después de haber inaugurado los cursos Salud y Tecnología en el umbral del nuevo siglo (la sanidad en el tercer milenio), que se llevan a cabo en El Escorial. En España no hay una normativa que sancione la utilización indebida del ADN.

En su ponencia, Cervera Soto explicó que el Servicio Navarro de Salud ha puesto en marcha un programa llamado historial clínico virtual en el que confluyen las nuevas tecnologías y la sanidad. Este sistema tan sólo existe en Cataluña y Navarra. El historial virtual ha empezado en Navarra con un programa piloto que alcanza a 100.000 habitantes de la región de Tudela. Mediante un soporte magnético, se incorporan los datos básicos del paciente que pueden ser desde la última radiografía hasta los análisis a los que se ha ido sometiendo.

"No estamos haciendo teleconsulta", aclara Cervera Soto, "y la información que se archiva es de carácter estrictamente confidencial y a la que sólo tiene acceso el médico de cabecera".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de agosto de 1998