La Habana derribará toda avioneta que viole su soberanía

El Gobierno cubano fue tajante. No aceptará más violaciones de su espacio aéreo. Tampoco actuará "con debilidad" frente a los desafíos de la organización anticastrista Hermanos al Rescate. Si las avionetas que dicho grupo pretende enviar el sábado frente a aguas cubanas para rendir homenaje a los cuatro pilotos muertos el día 24 llegan a penetrar en sus límites, pueden ser derribadas. "Si vienen a aguas internacionales, no van a tener problemas", afirmó ayer Carlos Fernández de Cossio, jefe del Departamento de América del Norte de la Cancillería (Ministerio de Exteriores) cubana. "Pero si entran a nuestro territorio", advirtió, "Cuba hará uso de los medios a su alcance para defender su soberanía".El diplomático cubano opinó que el mero hecho de anunciar por adelantado el envío de una nueva - flotilla es ya un "acto de provocación". "Cuba tomará todas las medidas necesarias para evitar que se viole su espacio aéreo, naval o terrestre", reiteró Cossio.

Más información

Al referirse a cuál es en realidad la zona de riesgo para las aeronaves, aclaró que el límite jurisdiccional es de 12 millas,, pero que Cuba tiene declarada un "área de restricción permanente" que comienza en el paralelo 24. "Esta zona está declarada, reconocida y recogida en los manuales de navegación", dijo.

En este mismo sentido, Jorge Gómez Barata, funcionario del departamento ideológico del Comité, Central del Partido Comunista, señaló que si la operación de Hermanos al Rescate "Ilegara a efectuarse, el riesgo de un nuevo incidente es altísimo". "El problema que dio origen a la crisis actual está nuevamente planteado", afirmó Barata en un artículo publicado ayer en el diario oficial Granma.Situación ridícula

El funcionario calificó la situación de "ridícula", ya que, aseguró, "otra vez las unidades cubanas y los guardacostas norteamericanos estarán obligados a movilizarse al conjuro de los delirios de Basulto", el líder de Hermanos al Rescate. "Ahora se descubre que no son el Pentágono, la CIA o el Consejo Nacional de Seguridad, sino los llamados Hermanos al Rescate quienes escalan o desactivan las crisis. Las decisiones no se toman en el despacho Oval, sino en los hangares de Opalocka".Sobre este extremo, Cossio afirmó que "Estados Unidos tiene todos los medios técnicos, jurídicos y legales para evitar estas provocaciones", y dijo que, si no lo hace, también es responsable por su tolerancia de las consecuencias que se puedan derivar. El diplomático comentó que la inminente aprobación de la ley Helmes-Burton aleja todavía más las posibilidades de solución de los problemas entre Cuba y EE UU.

Por otro lado, ayer, nuevamente, el piloto "arrepentido" de Hermanos al Rescate arrojó una bomba en medio de la polémica. Roque afirmó que el día 21 de febrero el FBI, de quien era confidente, le avisó de que no volase más a La Habana, pues Cuba estaba decidida a abatir las próximas avionetas que violasen su espacio aéreo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 29 de febrero de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50