Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Broto recibe el Premio de Artes PIásticas por su "calidad y hondura"

Javier VaIlhonrat, distinguido por su "actividad creadora" en la fotografía

El pintor José Manuel Broto, de 46 años, recibió ayer el Premio Nacional de Artes Plásticas 1995, del Ministerio de Cultura, "por el conjunto de su trayectoria como artista, por su papel clave en el desarrollo de la pintura española desde mediados de los setenta y por la calidad y hondura de su producción reciente", según el jurado. "Me coge de sorpresa", declaró tras conocer el fallo en su estudio de París, donde reside desde hace 10 años. En la misma jornada, otro jurado distinguió a Javier Vallhonrat, de 42 años, con el Nacional de Fotografía 1995 por su "actividad creadora".

MÁS INFORMACIÓN

"Me gusta mucho la pintura". Broto conoció ayer la concesión del premio nacional de Artes Plásticas con su sentido de fidelidad a la pintura y a la abstracción. El jurado del galardón, dotado con cinco millones de pesetas, estuvo formado por Juan Manuel Bonet, Juan Carrete, José Corredor Matheos, Eva Lootz, Manuel Parralo y José Pérez Guerra.Los comienzos artísticos de Broto pasan por la Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza y su establecimiento en Barcelona en 1972, con la creación del grupo Trama, junto a Grau, Tena y Rubio, que exponen en la galería Maeght, de Barcelona. En esta ciudad editan también la revista Trama, que fue presentada por Antoni Tàpies en 1976. Los manuales identifican a los Trama con la neoabstracción de los setenta, con referencias en los artistas franceses de support-surface y el apoyo teórico de Tel Quel.

Las exposiciones de los primeros ochenta marcan un cambio de posturas minimalistas hacia campos de color, que evolucionan en su nueva residencia en París desde 1985. Broto prefería ayer declararse "pintor abstracto" a identificarse en la abstracción lírica. "Los planteamientos formales o artísticos tienen que ver más con una abstracción musical".

Broto dice que desde el principio ha reivindicado la pintura frente al arte conceptual. "He seguido fiel a este trabajo material, con Ios colores y los pigmentos, que históricamente sigue teniendo una gran fuerza y una cercanía humana. Me he sentido más a gusto en la abstracción porque no me gusta el arte literario o narrativo, donde se dan claves de interpretación". A pesar de los anuncios de la muerte de la pintura afirma que "está muy viva". Amigo y compañero de una generación de artistas como Sicilia, Barceló, Grau, García Sevilla, Susana Solano, señala que forman un grupo heterogéneo, cada uno con un desarrollo distinto en el campo artístico. "Como españoles, la única característica es la individualidad".

El Museo Nacional Reina Sofía prepara para el 8 de febrero una exposición de Broto en el palacio de Velázquez, de Madrid, con 46 obras de gran formato y 60 dibujos de la serie Las islas. Todas las obras están realizadas entre 1985 y 1995, seleccionadas por la comisaria Paloma Esteban. El escritor José-Miguel Ullán prepara un catálogo con diversos textos poéticos que presentaron sus obras en España. "Broto es un abstracto radical, con sensualidad y mucho rigor en el tratamiento del colorido y en el espacio", declaró ayer.

Series personales

Otro jurado, formado por Carlos Cánovas, Gabriel Cualladó, José Font, Ignacio González Fernández, José María Rodríguez Madoz e Hilario Muñoz, concedió ayer el Premio Nacional de Fotografía 1.995, dotado por el Ministerio de Cultura con 2,5 millones de pesetas, a Javier Vallhonrat, "por su actividad creadora en el campo de la fotografía". Vallhonrat -ilocalizable ayer- se inicia en la pintura y en la fotografía con Gerardo Moschioni y Luis Revenga, hasta que en 1979 realiza sus primeras colaboraciones en revistas de moda. Combina la moda con series más personales que ocupan las galerías de arte, como las realizadas en la Juana Mordó, en Madrid, en los últimos años y tituladas El espacio poseído, Autogramas y Objetos precarios, en torno a desnudos femeninos, autorretratos y objetos en situaciones de cambio. Continúa vinculado ahora a la galería Helga de Alvear, donde la próxima temporada presentará una nueva serie que, según la galería, sigue la investigación sobre la fotografía como objeto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de diciembre de 1995