_
_
_
_

La OMS advierte que el consumo de alcohol aunque sólo sea 'un vasito de vino diario' es malo para la salud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha echado por tierra el mito de que un vasito de vino durante las comidas disminuye los riesgos de las enfermedades cardiovasculares. La máxima autoridad mundial en materia de salud se muestra poco indulgente con las bebidas alcohólicas, "cuya publicidad está sólo guiada por motivos comerciales", y afirma que "no existe un consumo mínimo que permita beber alcohol sin ningún riesgo".La organización ha salido así al paso de la campaña publicitaria que presenta el consumo moderado de alcohol como bueno para la salud. El jefe del programa de Lucha contra las Toxicologías de la OMS, Hans Emblad, prefiere este mensaje: "Cuanto menos se beba, mejor" y recuerda que el alcohol produce dependencia, origina cáncer y enfermedades crónicas del hígado, favorece los accidentes domésticos, de carreteras, las actividades de alto riesgo, los suicidios, los problemas familiares, la violencia y la criminalidad. Además, el con sumo de alcohol suele ir paralelo al consumo de tabaco.

La OMS pretende con este rechazo proteger a los jóvenes y a las sociedades poco habituadas a su consumo. "En los países en desarrollo, especialmente, incluso un bajo consumo de alcohol, puede crear una nueva forma de dependencia económica", afirmó Emblad. Y es que a medida que desciende el consumo en los países industrializados, aumenta en los menos desarrollados, gracias a la intensa labor publicitaria.

Los especialistas dejan, sin embargo, una pequeña puerta a la esperanza de los bebedores moderados, al afirmar que los estudios científicos muestran que un pequeñísimo consumo, como un vaso de vino cada dos días, "puede reducir el riesgo, en relación a la abstinencia total".

Pero hay salvedades, ya que todo el mundo no soporta igual el alcohol. Sólo en los hombres de más de 35 años y en las mujeres que están en la menopausia tiene el alcohol un efecto protector. Los especialistas advierten que las dosis "recomendadas" de alcohol no tienen en cuenta el peso, la vulnerabilidad individual, la forma de consumirse, o el espacio entre bebida y bebida.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_