Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solana pide desde Bogotá "mayor comprensión" para transformar Cuba

El ministro de Asuntos Exteriores español, Javier Solana, afirmó ayer en Bogotá que la situación económica cubana "es muy grave". Solana añadió: "Me gustaría ver una mayor comprensión hacia la necesidad de realizar transformaciones económicas profundas, que deben venir acompañadas de transformaciones también profundas desde el punto de vista político".Solana asistió, en el puerto colombiano de Cartagena de Indias, al encuentro privado de dos días que sostuvieron Fidel Castro y César Gaviria, a su regreso de Bolivia, donde ya se había reunido con el comandante de la revolución cubana.

En La Paz, capital boliviana, el encuentro se celebró a instancias de Castro, quien "agradeció" la visita que en julio realizó a La Habana el ex ministro de Economía español, Carlos Solchaga, sobre cuyo contenido "transmitió su deseo de reflexionar". También en Bolivia, Solana pasó revista a la situación regional, incluida Cuba, con el encargado para América Latina del Departamento de Estado de Estados Unidos, Alexander Watson.

El fracaso de un modelo

Solana reiteró la posición española de no apoyar el embargo estadounidense a la isla, pero aclaró que "es consciente que los males que aquejan a la economía cubana no se deben relacionar sólo con el embargo, sino también con el fracaso de un modelo económico".En referencia al consenso que hay en Iberoamérica sobre la urgencia de una apertura en Cuba, el ministro de Asuntos Exteriores dijo que "todos estamos dispuestos a poner nuestro granito de arena para conseguir que ésa evolución se produzca a la mayor brevedad posible y de la manera más pacífica posible", lo que, precisó, "no está en nuestras manos".

Aunque Castro aseguró que "no hay ningún misterio" en su visita a Cartagena de Indias, ésta suscitó especulaciones relacionadas con la presencia de Solana y del premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, lo que hizo que trascendiera de lo simplemente bilateral.

Solana y García Márquez coincidieron en que el intercambio con Castro expresa la dinámica positiva de las cumbres iberoamericanas y el papel que éstas pueden desempeñar en la inserción de Cuba en el sistema regional. "Empiezan a dar resultados estas cumbres", comentó el escritor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de agosto de 1993