Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pueblo de Puerto Rico recibe el premio Príncipe de Asturias de las Letras

El galardón distingue la ley que declara el español como idioma oficial único de su país

El pueblo de Puerto Rico ha sido merecedor del Premio Príncipe de Asturias de las Letras en su 11ª edición como reconocimiento a la "decisión ejemplar" de "haber declarado al español único idioma oficial de su país", según el acta del fallo, dado a conocer ayer en Oviedo por el presidente del jurado, el premioNobel de Literatura y Príncipe de Asturias de las Letras 1987, Camilo José Cela. Cela informó telefónicamente de la concesión de este galardón al gobernador de Puerto Rico, Rafael Hernández Colón, quien recibió la noticia con "emoción", según refirió el presidente del jurado.

El acta del premio subraya que el Príncipe de Asturias de las Letras haya sido concedido "por unanimidad y en primera votación, caso sin precedentes en la historia de este galardón". Algunos candidatos al premio, como Antonio Buero Vallejo y José Agustín Goytisolo, se adhirieron a la propuesta del premio para la comunidad de Puerto Rico.Para el escritor Gonzalo Torrente Ballester, que obtuvo este premio en 1982 y ha sido miembro del jurado, la decisión puertorriqueña supone "un acto de valentía colectiva y la demostración de un afán de conservación de las señas de identidad fundamental". Torrente aseguró que desconoce si el premio tendrá una interpretacíón política en Puerto Rico o en Estados Unidos. "Puedo asegurar que no ha sido ésa nuestra intención".

Decisión histórica

En similares términos se expresó Camilo José Cela, para quien la concesión del premio a Puerto Rico por mantener el español como único idioma oficial, en detrimento del inglés, no tiene más afán que reconocer la defensa del idiorna español para un pueblo hispanoamericano y dudó que pueda ser interpretado como una afrenta por quienes hablan inglés. "Habría que preguntárselo a ellos, pero no creo que haya ningún motivo. Desde luego, esa intención no estaba en nuestro ánimo".

Octavio Paz, premio Nobel el Literatura de 1990, dijo desde México que "el castellano es la patria espiritual de los puertoriqueños", y consideró que la decisión premiada "es un acto de independencia lingüistica respecto al dominio del idioma inglés".

Para el escritor venezolano Arturo Uslar Pietri, que fue galardonado también con este premio en la anterior edición, el fallo es una "decisión lógica y llena de sentido histórico. Ha habido unanimidad entre los miembros del jurado, y por eso no fue necesario debate ni discusión. Hemos querido reconocer la lealtad de Puerto Rico al español y que, después de casi un siglo de, haberse incorporado a un país que habla inglés, el pueblo puertorriqueño , en la primera ocasión en que se le consulta, haya decidido por amplia mayoría contar con una sola, y que ésta sea el español".

En opinión de Uslar Pietri, esta actitud "confirma una vieja tesis: que existe una comunidad iberoamericana, y que ésta es la base de la que debemos partir para consolidar nuestra posición en el futuro en el mundo. El de Puerto Rico es un ejemplo de que la comunidad cultural iberoamericana, unida por una sola lengua, constituye una realidad poderosa y un hecho trascendental".

El jurado estuvo formado por el premio Nobel de Literatura Camilo José Cela; los escritores Gonzalo Torrente Ballester y Arturo Uslar Pietri; el presidente de la Real Academia Gallega de la Lengua, Domingo García Sabell; Jesús Aguirre, duque de Alba y académico; el escritor y catedrático Antonio Gallego Morell; el catedrático José María Martínez Cachero; el académico y catedrático Antonio Vilanova; el académico Emilio Alarcos; y el periodista Luis María Ansón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de abril de 1991