UNA NUEVA EUROPA

Gorbachov envía un nuevo ultimátum al presidente del Parlamento lituano

PILAR BONET ENVIADA ESPECIALEl presidente soviético, Mijaíl Gorbachov, dio al presidente del Parlamento lituano, Vitautas Landsbergis, un plazo de dos días para que dé a conocer las medidas de supresión del "registro de voluntarios" lituanos encargados en especial de custodiar las fronteras. Por su parte, Landshergis solicitó ayer a todas "las naciones de buena voluntad" el reconocimiento de Lituania como nación in dependiente, diciendo que éste es lo único que puede parar la ofensiva del Kremlin sobre la república báltica.

Más información

La fuerza de Lituania está en su "actitud política y moral" y no en poner en marcha una resistencia armada, según manifestó ayer Kazimira Prunskiene, primera ministra de esta república de 3,7 millones de habitantes, independizada de Moscú.El general Ginutis Taurinskus, el jefe del DOSAAF local, una organización auxiliar paramilitar, apareció ayer ante el Soviet Supremo de Lituania para explicar que había recogido las armas de su institución siguiendo órdenes soviéticas.

Taurinskus dijo que el general Valentin Varennikov le había llamado la víspera a las nueve de la noche y le había dicho que si no entregaba las armas se las quitarían por la fuerza. El general dijo que la recogida de armas se estaba llevando a cabo en distintas zonas de Lituania y que había recibido una orden por escrito donde se establecía el 15 de abril para entregarlas al Ejército. El general no especificó si había comenzado el proceso de entrega. El DOSAAF organiza, entre otras cosas, campeonatos de tiro, de aeronáutica, competiciones de artes marciales, prepara especialistas para el Ejército y custodia instalaciones de entrenamiento.

Taurisnkus dijo también que el general Ogarkov, (probablemente el mismo Ogarkov que fue jefe del Estado Mayor de la URSS) le había comunicado oralmente el 21 que informara al Soviet Supremo de la orden de requisar las armas. Vestido de uniforme y hablando en lituano, Taurinskus evidenciaba las dificultades de un militar debatiéndose entre dos lealtades. "¿A quién se subordina el DOSAAF? ¿Es usted lituano? ¿Acaso no vio que violaba las disposiciones del Soviet Supremo de Lituania?", le interpelaban los diputados. El general explicó que todo el equipo y el presupuesto del DOSAAF procede de la URS S, y que le habían requisado 16 camiones para evitar que se repitiera el robo que tuvo lugar en Azerbaiyán. El militar dijo también que el DOSAAF de Lituania tiene 45 aviones pertenecientes a la URSS, y se mostró partidario de conversaciones para transferir el equipo a la URSS. "Soy tan ciudadano de Lituania como todos ustedes", concluyó el general ante el parlamento.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de marzo de 1990.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50