Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los gastos de Seguridad Social y deuda pública concentran el 26% de los pagos estatales

La aportación del Estado a la Seguridad Social, 1,5 billones de pesetas, y el pago de los intereses generados por la deuda pública, 1,4 billones de pesetas, constituyen las principales partidas de gasto del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 1990 aprobado ayer por el Consejo de Ministros. Estos dos gastos suman más del 26% del total, que asciende a 11,3 billones de pesetas. Los gastos derivados del pago de intereses crecerán este año en más de 132.000 millones de pesetas, con un aumento ligeramente superior al 10% respecto a los efectivamente pagados en 1989.

El Presupuesto de gastos del Estado aprobado ayer para su remisión a las Cortes tiene este año la particularidad del compromiso adquirido por el Gobierno de que no crecerá más de lo definitivamente legislado por el Parlamento, lo que obligará a que cualquier desviación al alza que se decida deberá ser compensada por una cantidad igual de reducción en alguna de las restantes partidas presupuestarias.Las principales partidas del proyecto son la aportación del Estado a la Seguridad Social, con 1,54 billones de pesetas y el pago de la deuda, con 1,44 billones de pesetas. Esta última partida presupuestaria, en función de los elevados tipos de interés que se espera se mantengan a lo largo de todo el año y del crecimiento del saldo vivo de títulos públicos para obtener la financiación del déficit público, sigue aumentando anualmente en una tasa superior al 10%.

Al pago directo de pensiones por parte del Estado corresponden algo más de 541000 millones de pesetas, con un aumento del 12,8% sobre lo efectivamente pagado en el ejercicio anterior y se generan por la revalorización de las pensiones ya decidida en los acuerdos alcanzados con los sindicatos, y al aumento del número de pensionistas que tendrá lugar durante este ejercicio. Dentro de los gastos de carácter social, la aportación para la cobertura del desempleo y el fomento del empleo totalizan algo más de 499.000 millones de pesetas.

Las aportaciones a las comunidades autónomas (965.000 millones de pesetas), educación (873.654 millones), defensa (869.991) y aportaciones a las corporaciones locales (algo más de 763.000 millones de pesetas) constituyen el resto de las principales partidas presupuestarias por el lado de los gastos.

Para los proyectos de infraestructura del transporte, plan general de autovías y carreteras y reforma de los ferrocarriles especialmente, se destinarán algo más de 433.000 millones de pesetas, el equivalente a casi el 4% del total de gastos previstos para este año. El presupuesto del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, del que dependen la mayor parte de las inversiones civiles que realiza el Estado, es de los que presentan mayor ritmo de crecimiento en sus asignaciones al mantenerse el ritmo de obras de infraestructura.

La aportación a la Comunidad Europea, 383.000 millones de pesetas, es una de la partidas que más aumentan durante este ejercicio, el 31,6%, que representan 92.000 millones de pesetas más que hace un año.

Los gastos de Industria bajan un 171%

El presupuesto del Ministerio e Industria y Energía es, junto con el correspondiente a Trabajo y Seguridad Social, el que presenta un descenso más acusado respecto a los ejecutados en 1989. El total asignado a Industria y Energía, algo más de 193.000 millones de pesetas, es un 17,4% menos que hace un año cuando superaron los 234.000 millones de pesetas. El presupuesto de Trabajo y Seguridad Social tiene un descenso de casi el 5%.Educación y Ciencia es, junto con Obras Públi.cas, Sanidad y Consumo y Agricultura, el ministerio en el que el gasto aumentará más en este año dentro de las unidades que tradicionalmente concentran el mayor volumen de pagos. El Ministerio de Defensa, con un 5,4% de incremerito, registra una reducción de las inversiones de cierta importancia.

Las aportaciones del Estado a los entes territorilales, 1,77 billones de pesetas, registran un crecimiento ligeramente superior al total presupuestado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de febrero de 1990

Más información