Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevas detenciones en Japón por el escándalo financiero Recruit-Cosmos

Hisashi Sinto, ex presidente de la empresa pública japonesa de telecomunicaciones (NTT), fue detenido ayer, junto a su secretario Kozo Murata, acusado de haber recibido sobornos de la firma Recruit Cosmos. Con ellos, son ya diez las personas detenidas desde el pasado 13 de febrero en relación con el escándalo.Por otra parte, el primer ministro de Japón, el liberal Noboru Takeshita, reconoció ayer en el Parlamento que la intervención militar japonesa antes y durante la II Guerra Mundial fue "una agresión" por parte del "militarismo japonés", en un intento de limitar las críticas originadas principalmente en China, Corea del Sur y Hong Kong ante afirmaciones anteriores que ponían en duda tal principio. Por otra parte, Takeshita insistió en la necesidad de una reforma política en Japón.

Días antes de los funerales de Estado del emperador Showa, celebrados en Tokio el pasado 24 de febrero, el primer ministro japonés dijo que correspondería a los historiadores determinar en el futuro si las campañas militaristas niponas de los años treinta y cuarenta fueron o no "una agresión", opinión que levantó gran polvareda política en los países vecinos, así como en algunos europeos, ya que Takeshita "dudaba" igualmente de si el nazismo hitleriano fue o no otra agresión.

El desliz de Takeshita en sus apreciaciones sobre el pasado histórico de su país puede contribuir al desgaste de su imagen de líder en un momento en que la mayoría de la opinión pública japonesa es muy crítica con el Gobierno del PLI), tanto por la impopular reforma fiscal como por el escándalo político bursátil originado por la firma Recruit Cosmos, que pone serias dudas sobre la ética de algunos hombres políticos vinculados al PLI).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de marzo de 1989