Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Penas de entre 8 y 14 años de cárcel para los jefes argentinos de la guerra de las Malvinas

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas argentinas comunicó ayer de forma oficial a los miembros de la Junta Militar que decidió y condujo la guerra de las Malvinas el fallo del juicio seguido en su contra por el tribunal militar. El entonces comandante en jefe del Ejército de Tierra y presidente de la nación, general Leopoldo Galtieri, fue condenado a 12 años de prisión; el ex jefe de la Armada almirante Jorge Anaya, a 14 años, y el que fuera comandante de la Fuerza Aérea brigadier Arturo Lami Dozo, a sólo ocho años. Los tres jefes, considerados responsables directos de la invasión, que costó a Argentina más de 1.000 muertos y unos 3.000 millones de dólares (unos 420.000 millones de pesetas) de pérdidas, serán expulsados de las fuerzas armadas, y sus familiares recibirán una pensión mensual como si hubieran muerto, aunque no "en acción de guerra y por la patria", sino de forma natural.Los detenidos ya conocían la sentencia desde hace casi un mes, cuando fueron informados por los actuales jefes de sus respectivas armas.

MÁS INFORMACIÓN

Los otros 13 acusados, entre los que se encontraban el ex gobernador militar de las islas general Mario Menéndez y el teniente de navío Alfredo Astiz, que se entregó sin combatir en las islas Georgias del Sur, serán absueltos o sancionados con penas disciplinarias menores, pero con prisión o pérdida del grado o de la condición militar.

De acuerdo con las últimas reformas que el Gobierno civil realizó del Código de Justicia Militar, la llamada causa Malvinas debe pasar ahora a la Cámara Federal, y el fiscal, general Héctor Canales, está obligado a apelar la sentencia. En caso de ser confirmadas, los veredictos serán luego firmados por el presidente Raúl Alfonsín, en su condición de comandante en jefe de las fuerzas armadas.

Galtieri, Anaya y Lami Dozo fueron condenados como responsables de las conducción estratégico-militar de la guerra entre Argentina y el Reino Unido, que se prolongó durante 74 días, entre abril y junio de 1982.

El fiscal había solicitado 12 años de prisión para Galtieri y Anaya, pero el tribunal militar elevó en dos años la pena al comandante en jefe de la Armada, tras estimar que su inflexible actitud evitó que prosperaran las gestiones de paz y de evaluar las acciones de la Marina durante un conflicto considerado "eminentemente marítimo". Con estas. sentencias, que también serán apeladas por los defensores, concluye el juicio iniciado el 2 de diciembre de 1982, seis meses después del fin de la guerra, cuando la Junta Militar que sucedió a la que condujo el conflicto ordenó estudiar la responsabilidad de quienes tomaron las decisiones políticas y militares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de mayo de 1986