Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los viticultores temen una disminución del consumo de vinos de rioja

Con los actuales precios del vino de Rioja es previsible, a corto y medio plazo, que su consumo no aumente, e incluso pueda disminuir. Por eso sería un error dejar libertad para nuevas plantaciones de viñedo en La Rioja. Esta es la principal conclusión a la que se llega en un documento elaborado por la Unión de Agricultores y Ganaderos de. la Rioja (UAGR) como alternativa a la situación del sector.

Para este sindicato agrario, el número de hectáreas de viñedo plantadas en el conjunto de la denominación (7.000 en Álava, 3.000 en Navarra y 32.000 en La Rioja) es suficiente en estos momentos para acercarse a las producciones óptimas, que mantengan los precios sin crear excedentes. Teniendo en cuenta además que la mayoría de las plantaciones son muy viejas, y por lo tanto con rendimientos bajos, la UAGR plantea que sólo replantando el viñedo viejo se podría aumentar la producción del 10% al 20%, con lo que se situaría ya por encima del óptimo, cifrado entre 125 y 135 millones de litros.

La situación de La Rioja en estos momentos se compara a la del marco del jerez hace diez años, cuando al amparo de una favorable coyuntura surgió la fiebre por las nuevas plantaciones. El resultado fue una caída de los precios de la uva y el descepe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de enero de 1984