Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Víctimas de la tragedia aérea de Avianca

Cuatro escritores latinoamericanos encontraron la muerte cuando iban a un encuentro de intelectuales

Los escritores Manuel Scorza, Angel Rama, Marta Traba y Jorge Ibargüengoitia y los pintores Jairo Téllez y Tiberio Vanegas, entre otros, fallecieron en el accidente aéreo del domingo. En las listas de pasajeros figura el apellido Sabater, sin que Avianca pudiera confirmar ayer el nombre. Todo parece indicar que se trata de la pianista catalana Rosa Sabater, quien debía desplazarse de Frankfurt a Bogotá, vía Madrid, y a quien le fue cambiado el billete a última hora por un Frankfurt-París-Madrid-Bogotá, El embajador español en Colombia manifestó ayer sus dudas sobre la inauguración del Encuentro Hispanamericano de Cultura, al que asistían los fallecidos.

Seorza, Rama y Traba viajaban con los números. 39, 40 y 41, respectivamente, lo que indica que debieron embarcar conjuntamente en París. Rosa Sabater, si se trata de ella, viajaba con el número 55. Sus familiares daban ayer por sentada la identidad del apellido Sabater aparecido en las listas provisionales y la pianista catalana. Uno de sus allegados se disponía a desplazarse hasta Madrid para actuar en consecuencia.Rosa Sabater había recibido la Creu de Sant Jordi, condecoración que otorga la Generalitat de Cataluña, el pasado 21 de junio.

Una hija de Manuel Scorza viajará próximamente a España con la intención de trasladar los restos del escritor a su país natal, Perú. Scorza había publicado este mismo año su última novela, La danza inmovil, y reeditado Redoble por Rancas, primera de las obras que componen la pentalogía La guerra silenciosa. El resto de las novelas de la pentalogía serán editadas próximamente en España por la editorial Plaza y Janés, mientras que otra editorial estudia la publicación de una Antología poética de Scorza.

Scorza. había empezado su carrera literaria como poeta y, en cierta medida, su última obra retomaba la creación de un lenguaje poético, basado en la creación de imágenes, que, si bien era constante a lo largo de su obra, quedaba acentuada en La danza inmóvil. Había nacido en Lima en 1928 y tras su expulsión del Perú por el régimen del general Odría, se afinca en París durante un tiempo compaginando actividad literaria y reflexión política, lo que le lleva, en 1978, a incorporarse a la lucha contra la dictadura, en el Frente Obrero, Campesino y Estudiantil.

Ángel Rama había nacido en Uruguay en 1926 y era hermano del historiador Carlos M. Rama, fallecido recientemente. Pese a disponer de obra de creación, era especialmente conocido, como autor de crítica literaria, especialmente por su labor al, frente de la página de literatura de la revista Marcha durante casi una década. Su último texto, publicado en México, es un estudio sobre la literatura hispanoamericana a partir de 1964. Rama estaba casado con Marta Traba, escritora nacida en Argentina, pero nacionalizada colombiana, quien obtuvo el Premio Casa de las Américas en 1966 con la novela Las ceremonias del verano. Había sido profesora de Arte Moderno en Princeton (EE UU) hasta su expulsión de ese país.

El novelista y dramaturgo mexicano Jorge Ibargüengoitia, que nació en Guanajuato, México, en 1928, está entre los fallecidos en el accidente del Boeing colombiano. Su nombre no aparece en las listas, pero fuentes cercanas a la familia del escritor dan por seguro que él está entre las víctimas; podría ser quien figura en la lista con lo que sería un apócope de su apellido: Ibargüen. Ibargüengoitia residía habitualmente en París. En Latinoamérica ha estrenado teatro y publicado novelas y libros de relatos. Su primer contacto con el público español se produjo en 1981, cuando su novela Los conspiradores fue publicada por Argos-Vergara. Su primera novela fue Los relámpagos de agosto, que iba a ser editada ahora en España.

Ibargüengoitia ganó por dos veces el premio Ciudad, de México, una vez el de teatro y otra el de novela; también por dos veces obtuvo el premio Casa de las Américas, en 1964 por Los relámpagos de agosto y en 1963 por la obra de teatro El atentado. En años sucesivos publicó sus obras Estas ruinas que ves, Maten al león y Los conspiradores. Esta última fue presentada hace dos años en España.

Encuentro hispanoamericano

El embajador de España en Colombia manifestó ayer a Efe que a la vista de los últimos acontecimientos ignoraba si la inauguración del Encuentro Hispanoamericano de Cultura se realizaría hoy o si sería suspendida en señal de duelo por los intelectuales fallecidos. El avión debía ser abordado en Madrid, entre otros poetas, novelistas, ensayistas, filósofos, músicos y cineastas españoles, por Luis Rosales, Guillermo Díaz-Plaja, José Varela Ortega, Carlos Murciano, Conrado Blanco, Ricardo Gullón y José García Nieto.

A la inauguración de las jornadas, prevista para hoy, lunes, se esperaba igualmente la asistencia de personalidades del mundo de la cultura latinoamericana, tales como José Donoso, Manuel Puig, Gabriel García Márquez, Eduardo Carranza y Germán Arciniegas. "Esta tragedia inesperada enluta el encuentro de intelectuales españoles e iberoamericanos, que se iniciaba mañana en Bogotá", aseguró el embajador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de noviembre de 1983