Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONSEJO DE MINISTROS

El Gobierno estimulará la inversión privada y aumentará la pública si empresarios y trabajadores aceptan el pacto

Después de una reunión de casi ocho horas el Gobierno aprobó ayer las grandes cifras de los Presupuestos Generales del Estado, organismos autónomos y Seguridad Social. El Consejo de Ministros se dedicó monográficamente al tema presupuestario y a primera hora de la noche los ministros de Economía, Hacienda, Educación, Trabajo y Seguridad Social seguían trabajando en los Presupuestos, en la sede de la Vicepresidencia Económica. Esta mañana el Gobierno está convocado a primera hora en la Moncloa para tratar los demás temas incluidos en el orden del día de este Consejo que ayer quedaron pendientes. Los Presupuestos serán remitidos esta semana a las Cortes y los ministros de Economía y Hacienda convocarán una sesión informativa para tratar el contenido de los mismos.

A partir del año próximo, la Seguridad Social deberá presentar sus presupuestos al final de cada trimestre, con detalle de ingresos y gastos, que deberán ser cerrados, es decir, en equilibrio, y de acuerdo con las previsiones establecidas previamente.Este ha sido uno de los principales acuerdos alcanzados en el Consejo de Ministros celebrado ayer en la Moncloa. El Consejo estuvo dedicado monográficamente a la discusión del proyecto de ley de presupuestos y los Presupuestos Generales del Estado, así como a los de la Seguridad Social para el año próximo.

Fuentes solventes del Gobierno declararon a última hora de ayer que la confección final del presupuesto del Estado se ha hecho en función de las próximas negociaciones entre Gobierno, sindicatos y empresarios para definir el programa económico del año próximo. «Si ambas partes convienen una política económica de moderación salarial y de reactivación de las inversiones, el Gobierno tiene amplia capacidad de maniobra en el marco de presupuesto para estimular las inversiones y realizar un esfuerzo adicional de inversión pública», manifestó a última hora un alto cargo de la Administración.

La reunión del Consejo se desarrolló a lo largo de la mañana y de la tarde, y ocupó un espacio de casi ocho horas. Hoy, sábado, continuará para tratar los demás temas del orden del día. A partir de las nueve de la noche, en Castellana, 3, sede del Ministerio de Economía, varios ministros se habían reunido para discutir algunos detalles finales del presupuesto.

Déficit presupuestario

Los presupuestos Generales del Estado para el año próximo, presentados por el ministro de Hacienda, se cierran con 1.732.000 millones de pesetas, lo que representa un aumento, en términos monetarios, del 20,8% sobre el de este año, aunque en términos reales el aumento se verá reducido al 8% aproximadamente si el pacto entre Gobierno, trabajadores y empresarios fija el objetivo de incremento del índice de precios de consumo entorno al 12%.En la referencia oficial del Consejo de Ministros se señala que hay una dotación adicional de 80.000 millones de pesetas para la realización de inversiones, «cuya utilización estará condicionada a las circunstancias económicas y sociales que permitan o requieran este volumen de inversión pública».

Por departamentos ministeriales, el de Educación y Ciencia ocupa el primer puesto en cuanto a dotaciones, con 300.000 millones de pesetas, lo que representa el 17,3% del presupuesto total y un aumento sobre este año del 28,4%. Más del 95% de los gastos del Estado se financiarán con ingresos ordinarios y, por primera vez, los impuestos directos (730.000 millones de pesetas) superarán en cuantía a los indirectos (693.000 millones de pesetas), de acuerdo con las previsiones contenidas en el proyecto de presupuesto.

El presupuesto prevé un déficit de 154.000 millones de pesetas, de los cuales 74.000 millones corresponden al presupuesto ordinario y los 80.000 restantes al fondo de acción coyuntural. Según manifestaron ayer fuentes del Ministerio de Economía, la financiación de este déficit, inicialmente prevista, se realizará con emisión de Deuda Pública por valor de 50.000 millones de pesetas, financiación exterior por importe de unos 20.000 millones (aunque este capítulo podría ser modificado en función dé la evolución del sector exterior), y unos 80.000 millones de pesetas que proporcionará el Banco de España.

Como anexo a los Presupuestos del Estado figura el de los organismos autónomos de carácter comercial, industrial y financiero, que asciende a 956.000 millones de pesetas. La aportación del Estado a estos organismos será de 128.000 millones de pesetas, tanto para la financiación de sus operaciones corrientes como para la realización de inversiones. Por primera vez, a los Presupuestos se acompañan los presupuestos de programas de los ministerios de Obras Públicas y de Sanidad, de acuerdo con los compromisos contraídos en los pactos de la Moncloa, así como diversas memorias.

La Seguridad Social

El punto más discutido de la reunión de ayer fue el que se refiere a los Presupuestos de la Seguridad Social ya que en las dos últimas semanas se esperaba con impaciencia -según han manifestado fuentes solventes- la presentación por parte del Ministerio de Sanidad de sus cuentas.El presupuesto final asciende a 1.590.000 millones de pesetas, lo que supone un incremento del 14% sobre la liquidación prevista para el año actual y un 24% sobre el presupuesto inicialmente formulado para este ejercicio. Las previsiones iniciales se han desbordado en unos 100.000 millones de pesetas durante este año, aunque el déficit final será algo inferior debido a la utilización de las partidas financieras de la Seguridad Social. La subvención del Estado al organismo será de 147.000 millones de pesetas, lo que supone un aumento del 47% sobre la de este año.

Al margen de las cifras, el control presupuestario de la Seguridad Social va a sufrir un cambio radical en su enfoque durante el año próximo, según fuentes solventes. En primer lugar, se presentará el presupuesto cerrado, lo que implica que las modificaciones que se realicen deberán ser aprobadas por el Gobierno y que no podrán diferir sustancialmente de las previstas. En segundo lugar, las cuentas se presentarán trimestralmente a la opinión pública para que el país conozca la utilización que la Seguridad Social hace del dinero. En tercer lugar, se van a realizar esfuerzos importantes por mejorar la gestión de este organismo, a través de los cuales se intentará ahorrar alrededor de un 2% de los gastos totales, lo que encaja con las previsiones iniciales que arrojaban un saldo negativo para este año de unos 20.000 millones de pesetas. Este déficit ha sido recortado en base, fundamentalmente, a las mejoras que se esperan en la gestión de los fondos de la Seguridad Social. Finalmente, se intentará mantener el poder de compra de los beneficiarios de las prestaciones sociales.

Pactos y presupuestos

La elaboración de todos los presupuestos del sector público, tanto los del Estado como los de la Seguridad Social, se ha hecho pensando en el cuadro económico que el Gobierno intenta negociar con los grupos sociales, en el cual se prevé una moderación de la inflación y de los aumentos salariales sin perder capacidad adquisitiva en los salarios.El compromiso que el Gobierno intenta negociar con empresarios y trabajadores exige esta moderación en los aumentos de las rentas salariales y un fuerte relanzamiento de la inversión para combatir en el menor plazo el desempleo. Para adoptar este planteamiento, «el sector público está dispuesto a asumir un importante sacrificio fiscal, que puede alcanzar unos 70.000 millones de pesetas, que se materializará en la anunciada desgravación de las inversiones, así como a lanzar la inversión pública mediante un importante déficit presupuestario y la dotación de 80.000 millones de pesetas para inversiones generadoras de puestos de trabajo», manifestó un alto cargo del Gobierno.

«Pero este compromiso -anadió- sólo tiene sentido si por parte de empresarios y trabajadores se presta la necesaria colaboración al programa, colaboración que exige la continuidad de la lucha contra la inflación y una mayor decisión inversora.»

Informe sobre terrorismo

Durante la reunión del Gabinete, el ministro del Interior ha informado detalladamente al Consejo sobre el atentado perpetrado hoy en Bilbao contra fuerzas del orden público. El Gobierno deliberó sobre este tema y la problemática general del orden público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de octubre de 1978

Más información

  • A partir del año próximo, control trimestral de la Seguridad Social