GENTE

Fernando Ostornol,

abogado del dirigente comunista chileno Luis Corvalán, llegó en la noche del martes a Bruselas expulsado de Chile, tras permanecer más de quince meses detenido en distintas prisiones de su país. Ostornol, que ocupó importantes cargos en el Gobierno de Salvador Allende, se dedicó -después del golpe de Pinochet- a la defensa de los prisioneros políticos hasta su detención, en abril de 1975.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS