Crítica | Sevillanas de Brooklyn
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

‘Sevillanas de Brooklyn’: la gracia del chanchullo andaluz

Vicente Villanueva, director y guionista siempre apegado al barrio de sus inicios, ha compuesto su mejor película alrededor de la fuerza interpretativa de Carolina Yuste

Carolina Yuste, en 'Sevillanas de Brooklyn'. En el video, tráiler de la película.

En el último mes se han ido acumulando en la cartelera muy diferentes comedias españolas con distintos niveles de ambición. Las ha habido relativamente poderosas, con producciones copadas por estrellas, que han fracasado en el aspecto artístico. Y también otras mucho más modestas, con preponderancia de lo femenino en el apartado de personajes y creativo, junto a cierto toque dramático y social, que son las que realmente han despuntado. Así, a Nora y Chavalas se une esta semana la muy estimable Sevillanas de Brooklyn, de Vicente Villanueva, director y guionista siempre apegado al barrio de sus inicios en el cortometraje, que ha compuesto su mejor película alrededor de la fuerza interpretativa de Carolina Yuste.

Más información
‘Prostitución’: Carolina Yuste, una actriz en el burdel
Carolina Yuste: “La idea de la meritocracia que tenemos en España es nefasta”

La actriz, un torrente este año con sus papeles consecutivos en El Cover, Chavalas y la presente, transmite aire fresco en cada frase, con cada mirada, entre el desparpajo y la técnica, con una interpretación magnífica desplegada con la naturalidad de la que pasaba por allí. Con estructura clásica de comedia romántica, calcando las progresivas cuatro coplas del baile que la protagonista enseña a los niños, Sevillanas de Brooklyn se apunta al modelo cómico del pez fuera de sus aguas habituales y al contraste entre culturas, con la historia de un estudiante afroamericano de clase alta de Estados Unidos que es acogido por una familia de clase obrera sevillana para ayudarle a aprender el idioma.

Las dos primeras frases de la película, pronunciadas además por niños, apuntan alto en materia cómica. Hay credibilidad en los ambientes, en las expresiones, en el lenguaje y en la actitud; intérpretes fantásticos como Manolo Solo y Estefanía de los Santos, que bordan sus papeles, y estupendas líneas de guion en clave de comedia (con algunos buenos e incorrectos chistes sobre la raza negra) y en torno a la conciencia de clase (el abrigo de pieles en Sevilla, no como necesidad sino como símbolo de estatus).

En algún instante amenaza con ponerse demasiado paródica y pierde un tanto el norte, pero pronto vuelve al redil de la simpatía con su cursillo acelerado de sevillanas: no tanto del baile como de la idiosincrasia andaluza de la ribera del Guadalquivir, la del chanchullo y la carcajada.

SEVILLANAS DE BROOKLYN

Dirección: Vicente Villanueva.

Intérpretes: Carolina Yuste, Sergio Momo, Estefanía de los Santos, Manolo Solo.

Género: comedia. España, 2021.

Duración: 95 minutos.

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS