Literatura hispanoamericana

La RAE se vuelca en una nueva edición de ‘El señor presidente’, de Miguel Ángel Asturias

La novela del guatemalteco se une a una colección que incluye ‘100 años de soledad’, ‘Rayuela’ y ‘El Quijote’

Portada de la edición conmemorativa de 'El señor presidente' de Miguel Ángel Asturias
Portada de la edición conmemorativa de 'El señor presidente' de Miguel Ángel Asturias

El guatemalteco Miguel Ángel Asturias (Ciudad de Guatemala, 1899-Madrid, 1974) trabajó una década en la novela El señor presidente y, debido a la censura imperante en su país, tuvo que esperar 13 años para publicarla en México en 1946. El resultado fue uno de los grandes clásicos de la literatura hispanoamericana y parte de una bibliografía ejemplar que llevó a Asturias a ganar el Premio Nobel de Literatura en 1967. Ahora, la Real Academia Española ha presentado este martes una edición conmemorativa de El señor presidente. El clásico de Asturias se suma a una colección que incluye Don Quijote de la Mancha, 100 años de soledad, Rayuela y La región más transparente.

La novela, una de las pioneras en su uso del realismo mágico, es una visión transversal de una sociedad bajo un régimen dictatorial a través de los cruces y convergencias de los personajes, que van desde uno de los hombres de confianza del presidente hasta los indigentes que duermen en las escalinatas de una catedral. El escritor se inspiró en la figura de Manuel Estrada Cabrera, quien gobernó Guatemala entre 1898 y 1920.

El evento fue realizado de manera remota y moderado por Pilar Reyes, directora general de Editorial Alfaguara, que desde 2004 ha publicado ediciones conmemorativas en colaboración con la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española. Reyes resaltó que el escritor guatemalteco ha sido definido como “el gran predecesor del boom de la literatura latinoamericana y en particular esa vertiente conocida como la novela del dictador”. También lamentó que, debido a la pandemia, el lanzamiento simultáneo no fue posible: el libro está disponible en España desde septiembre, en Guatemala y México desde noviembre y en el resto del continente americano en los próximos meses.

La directora de la Academia Guatemalteca de la Lengua, Raquel Montenegro, indicó que esta edición de El señor presidente cuenta con una serie de ensayos por parte de intelectuales guatemaltecos y de otros países hispanohablantes sobre el escritor y su obra.

El déspota recurrente

Algunos autores de los textos que complementan a la edición conmemorativa son Mario Vargas Llosa, novelista de La fiesta del chivo, otra obra maestra con dictador, y ganador del Nobel de Literatura en 2010, y el intelectual venezolano Arturo Uslar Pietri, quien era contemporáneo de Asturias y escritor de su propia historia de sátrapas, Oficio de difuntos. También están incluidos ensayos del escritor nicaragüense y Premio Cervantes Sergio Ramírez y el académico de la RAE y Premio Nacional de las Letras Españolas Luis Mateo Díez, quienes tenían previsto participar en la conferencia pero, debido a problemas técnicos, solo Ramírez pudo hacer su intervención sobre el fenómeno de la novela del dictador en la literatura latinoamericana.

El escritor nicaragüense, quien fue vicepresidente de Daniel Ortega en los años ochenta pero que ha criticado duramente la deriva sandinista, señaló que El señor presidente abre un círculo cuyo más reciente expositor es Tiempos recios, de Vargas Llosa, y donde se encuentran La fiesta del chivo; Yo el supremo, de Augusto Roa Bastos; El recurso del método, de Alejo Carpentier, y El otoño del patriarca, de Gabriel García Márquez. “Gran parte del armazón de la literatura narrativa latinoamericana está construida alrededor de esta figura dominante en nuestra historia: el dictador”, señaló Ramírez.

“Hay que recordar”, apuntó el nicaragüense, “que todas esas dictaduras en Centroamérica estuvieron siempre bendecidas por el poder omnímodo de la United Fruit Company y apoyadas por el Departamento de Estado de Estados Unidos”. Ramírez citó a la literatura venezolana reciente como ejemplos de novelas del dictador del siglo XXI y aseguró que la obra de Asturias siempre permanecerá actual: “Seguiremos viendo muchísimas conexiones y semejanzas con El señor presidente. Los mecanismos del poder absoluto, cuando se ejercen sin consideraciones de la democracia, vienen siempre siendo lo mismo: la concentración del poder en una sola mano, ya sea Chávez o Bolsonaro”.

Lo más visto en...

Top 50