Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amenábar: “Han intentado boicotear la película pero están consiguiendo lo contrario, que venga más gente”

El director presenta 'Mientras dure la guerra' en Valencia, donde seis ultras de extrema derecha irrumpieron en una proyección. El filme está siendo un gran éxito de taquilla

Alejandro Amenábar, este martes en un cine de Valencia. En vídeo, un grupo de extrema derecha boicotea una proyección de 'Mientras dure la guerra' al grito de "Arriba España".

Es un fenómeno inusual que una película, lanzada con una importante campaña de promoción, recaude más durante el segundo fin de semana de proyección que en el primero, cuando se concentra la publicidad. La película de Alejandro Amenábar Mientras dure la guerra lo ha conseguido. El propio director de cine lo ha destacado esta tarde en Valencia, adonde se ha desplazado para presentar el filme sobre la vida de Miguel de Unamuno en la Salamanca franquista y su famoso enfrentamiento con el militar franquista José Millán-Astray y participar en el coloquio posterior con el público.

Su visita ha levantado más interés del acostumbrado en las giras de este tipo, porque el pasado jueves seis ultras de España 2000 irrumpieron en el mismo cine (Lys) en una proyección gritando "Viva España" y algunas consignas franquistas mientras desplegaban una pancarta con la intención de boicotearla. Algunos espectadores se marcharon y otros se quedaron, incluidos los miembros de la extrema derecha que fueron identificados y denunciados a la salida por la Policía Local.

Preguntado por el suceso, Amenábar ha dicho: "Fueron apenas seis individuos, fue un acto muy puntual. El intento de boicoteo se está dando desde hace ya tiempo. Han intentado boicotear la película, pero están consiguiendo lo contrario: que a más gente le despierte la curiosidad y quiera ver la película". Se refería no solo al episodio de la pasada semana sino también a las críticas y amenazas vertidas en las redes sociales durante el rodaje por retratar al fundador de la legión, Millán-Astray. 

Mientras dure la guerra lleva recaudado hasta el pasado domingo 3,2 millones de euros, 1,3 millones del 4 al 6 de octubre. El segundo fin de semana aumentó un 8% la taquilla con respecto al anterior. Ha obtenido estos resultados coincidiendo con el estreno de un blockbuster multinacional como Joker, que ha liderado la taquilla este fin de semana (4,4 millones de euros)  

Amenábar atribuye el éxito de la película al boca a boca y a la gran conexión que ha establecido con el público. "La gente se me acerca para hablarme de ella", ha señalado. No se ha referido a la actualidad como un posible impulso a su promoción, dada la temática de la cinta. La noticia de la sentencia del Tribunal Supremo que permite la exhumación de los restos de Francisco Franco o la propia acción ultra han generado miles de impactos mediáticos.

"La película tiene una conexión muy fuerte con la actualidad. El discurso de Unamuno y la época que retrata la película, que es una época de inestabilidad, de una Europa con unas fuerzas extrañas alrededor y España en medio. La película trata fundamentalmente de España, de la de entonces y de la de hoy y crea una conexión especial", ha dicho. Incluso los seis ultras se quedaron y vieron toda la película, según le han contado en el cine, ha bromeado.

Amenábar rechaza de plano que la visión de la Guerra Civil que plasma en la película sea equidistante. "No me siento del lado de un dictador", ha dicho. El director de Ágora y Mar adentro ha insistido en que no ha hecho esta película para "crear polémica" pero considera importante "mirar atrás, rascar e investigar en el pasado sobre todo para no repetir lo peor de nosotros".

También ha querido puntualizar el posible equívoco que se ha deslizado en alguna entrevista, subrayando que él defiende la Transición española y el paso pacífico de la democracia, si bien ha añadido que recordar que don Juan Carlos fue designado sucesor de Franco como rey por la propia dictadura es un hecho histórico.

La proyección y el coloquio posteriores han transcurrido sin ningún incidente en una sala llena de un público muy participativo. Había guardias de seguridad en el cine y policías en las inmediaciones. Sentado en una cafetería frente a la entrada del cine, se ha dejado ver un conocido dirigente del partido ultra España 2000. El público ha formulado numerosas preguntas y una de las respuestas más aplaudidas ha sido aquella en que Amenábar ha subrayado que “no quería contar una historia de bandos sino sobre España”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información