Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mejores series de 2018

Un repaso a algunas de las mejores ficciones televisivas del año que termina

series 2018

Termina el año en el que, posiblemente, más series se han producido en todo el mundo (en Estados Unidos se ha batido el récord, de nuevo, con 495 títulos). Y, como corresponde, toca pasar revista a lo mejor del año en ficción televisiva. Como siempre recordamos, estas selecciones son personales y siempre habrá grandes series que se queden fuera por cuestión de espacio, de tiempo para verlo todo o por los criterios personales de quien elige. También recordamos que nos ceñimos a las series que se han estrenado en España. Estas son las 20 mejores series de 2018.

1 - La maldición de Hill House

Un dramón familiar con forma de historia de terror se ha ganado el número uno de este año en la lista de Quinta Temporada. Esta narración con casa encantada y familia con pasado y presente más que turbio ahonda en los traumas de sus personajes centrales para mostrar sus fantasmas, literales y metafóricos. No solo tiene un guion absorbente y muy bien escrito, con una trama en dos tiempos que va formando un puzle en el que todo encaja. También destaca en la ejecución formal. Por encima del resto, los capítulos 5 (esa señora del cuello torcido...) y 6 (toda una virguería técnica). Aunque tiene un final quizá demasiado azucarado, esta gran sorpresa del año se ha ganado por méritos propios el número 1. (En Netflix).

2 - Succession

Una ácida sátira centrada en una familia de multimillonarios propietaria de un grupo mediático se ha quedado a un paso de liderar la lista. Cuando el patriarca decide dar un paso al lado y ceder su puesto a uno de sus hijos, sale a relucir lo peor (y es muchísimo) de cada miembro de la familia. Porque aquí no se salva ningún personaje, son todos a cada cual más ruin. Esta serie tiene altas dosis de comedia salvaje, toques shakespearianos y una gran colección de personajes odiosos que terminas amando gracias a los grandes actores que hay detrás, además de un guion con grandes diálogos. Aunque su primera mitad llama la atención pero tiene un nivel más discreto, pasado el ecuador despega y se marca una segunda mitad sencillamente brillante. (En HBO España).

3 - The Americans

La serie protagonizada por una pareja de espías rusos residente en el Washington de los años ochenta se ha despedido con una gran sexta entrega que ya le ha valido el Emmy al mejor guion y al mejor actor para Matthew Rhys. Mientras Elizabeth y Philip llevaban a cabo las misiones que se les encomendaban, tenían que mantener oculta su identidad haciéndose pasar por una familia normal estadounidense con dos hijos adolescentes, con los quebraderos de cabeza extra que eso supone. Con ritmo de thriller pausado, ha hecho sufrir a sus espectadores en su recta final con un adiós que partió muchos corazones y una despedida a tiempo sin tener que estirar el chicle innecesariamente. (La emitió Fox Life y en Sky están las cuatro primeras temporadas).

4 - The Marvelous Mrs. Maisel

El reciente estreno de su segunda temporada llega justo a tiempo de colarse en la lista de lo mejor del año en los puestos de cabeza. Las andanzas de Midge Maisel en el mundo de la comedia en los años cincuenta han elevado el nivel con una nueva entrega que, tras ganar el Emmy y el Globo de Oro a la mejor comedia, tenía difícil cumplir las expectativas. Lo ha hecho y las ha superado incluso. Hoy en día, en medio de tanta dramedia, se agradecen especialmente las comedias que hacen reír, y esta lo hace y mucho. Situaciones absurdas, diálogos rapidísimos e ingeniosos marca de la casa Sherman-Palladino y reflexiones que sirven para ayer y para hoy. (En Amazon Prime Video).

5 - Fariña

La mejor serie española de 2018 tiene acento gallego. La adaptación televisiva del ensayo de Nacho Carretero sobre el narcotráfico en Galicia en los años ochenta se ha ganado un hueco aquí por varias razones tan sencillas como complicadas: está muy bien escrita, es muy entretenida, tiene un ritmo que apenas decae, está muy bien interpretada con un elenco de actores gallegos de primera, está muy bien dirigida, con una banda sonora espectacular... Y demuestra que las producciones españolas ya pueden y tienen que competir en la liga de primera. (Antena 3, y también disponible en Netflix).

6 - BoJack Horseman

La serie de animación para adultos se gana año tras año un hueco en nuestras listas por su atrevimiento a la hora de tratar temas que no suelen estar presentes en las series de acción real. Sus personajes con forma animal hablan sobre la vida, la maternidad y la paternidad, la muerte, las adicciones, la depresión... Por atreverse, incluso dejan a su protagonista solo en un altar ante el ataúd de su madre para hacer un monólogo que llena todo un capítulo. La animación también compite en la liga de mayores y BoJack debe estar en esta lista. (En Netflix).

7 - A Very English Scandal

Ya solo la interpretación de Hugh Grant hace que merezca un hueco en esta clasificación. Esta miniserie británica tiene solo tres capítulos en los que narra la historia real del primer político británico procesado por intento de homicidio. Jeremy Thorpe (Grant) tenía una relación con un hombre, Norman Scott (Ben Whishaw), en los años sesenta, antes de que la homosexualidad fuera despenalizada en Reino Unido. Cuando la relación se acaba y la presencia de su amante se convierte en un peligro, Thorpe planea el asesinato de este. Está contada con ritmo de thriller y buenas dosis de humor británico con un resultado muy inteligente y divertido. (En Amazon Prime Video).

8 - El método Kominsky

Una de las grandes sorpresas de la recta final del año ha sido esta dramedia creada por Chuck Lorre y protagonizada por Michael Douglas y Alan Arkin, dos veteranísimos intérpretes de 74 y 84 años que dan vida a un actor reconvertido en profesor de interpretación y su agente y mejor amigo. A través de ellos se reflexiona sobre las consecuencias de envejecer y sobre la amistad. Para ello hace equilibrios entre el humor más soez y zafio y la ternura de momentos emotivos que llevan al espectador de la risa a la lágrima en un abrir y cerrar de ojos. (En Netflix).

9 - Atlanta

La comedia creada y protagonizada por Donald Glover pasa más desapercibida de lo que debería entre el gran público. Aunque en realidad tampoco parece aspirar a llegar al gran público. Su segunda entrega ha elevado la calidad, con capítulos que son pequeñas píldoras que analizan la sociedad y la cultura contemporánea desde el punto de vista de unos personajes que miran extrañados lo que se encuentran. Una serie con mucha ironía y que aporta interesantes reflexiones sobre la vida. Además, este año tiene un as en la manga, Teddy Perkins, un inquietante y malrollero personaje, una especie de Michael Jackson siniestro que está en el centro de uno de los mejores capítulos del año. (En FoxNow).

10 - Killing Eve

El juego del gato y el ratón de una asesina a sueldo y una agente de la inteligencia británica ha sido uno de los mejores estrenos del año con dos actrices brillantes al frente, Jodie Comer y Sandra Oh. Este thriller cuenta con un gran ritmo narrativo, una cuidada selección musical y diálogos ingeniosos. Sus inteligentes guiones logran que nos enamoremos de toda una psicópata y que empaticemos con la agente que se obsesiona con perseguir a quien menos debe. (En HBO España).

11 - Better Call Saul

El spin off / precuela de Breaking Bad centrado en el camino de Jimmy McGill hasta convertirse en el abogado Saul Goodman ha sellado una gran cuarta temporada, con Jimmy dando más pasos para convertirse definitivamente en Saul Goodman. Cada entrega va tomando altura a medida que avanza y sigue desarrollando la historia de personajes ya conocidos (el entorno de los Pollos Hermanos y Gus Fring, Mike, el tío Salamanca...) y otros propios (como la gran Kim Wexler). Pide paciencia a sus espectadores, pero también sabe recompensarlos. (En Movistar +).

12 - The Good Fight

Otra historia derivada de una anterior que se merece un lugar aquí es este drama legal con altas dosis de comedia. Como ya dijimos a mitad de año, lo que hizo grande a The Good Wife está también presente en The Good Fight. En su segunda entrega, ha hecho de la sátira política su bandera mientras que ha sacado jugo a los personajes y a las tramas actuales marca de la casa del matrimonio King. Diane, Lucca, Marissa, Elsbeth... hacen más grande esta serie. (En Movistar +).

13 - The Handmaid's Tale

La segunda temporada de El cuento de la criada ha volado ya lejos del libro original para seguir adentrándose en la república de Gilead en una tanda de capítulos que han estado en el centro de la polémica por considerar algunos espectadores que se recrea en una violencia excesiva contra la mujer. Sin embargo, y aunque tiene momentos muy duros, lógicos dentro de lo que narra, es lo esperable dentro de su contexto. Y ha contado, de nuevo, con grandes capítulos, manteniendo su cuidada y característica estética, y con dos actrices sobresalientes al frente, Elisabeth Moss y Yvonne Strahovski. (En HBO España).

14 - El día de mañana

Mariano Barroso dirige esta serie que en seis capítulos adapta la novela homónima de Ignacio Martínez de Pisón. La historia de Justo Gil y su lucha por dejar de ser un don nadie está enmarcada en la Barcelona tardofranquista en la que Justo se mueve jugando a dos bandos entre contactos con los grupos radicales de izquierdas y de derechas, además de ser confidente de la Brigada Político Social. Está narrada con pulso y ritmo, con muy buenas actuaciones, guion y dirección para mostrar una España en la que la tortura era todavía una realidad y en la que algunos personajes todavía se resistían a aceptar los cambios que iban llegando. (En Movistar +).

15 - GLOW

La segunda temporada de la serie ambientada en las bambalinas de un programa de lucha libre femenina en los años ochenta ha servido para que se confirme como una de las mejores series tragicómicas en activo. Ahora que ya conocemos a sus personajes, ha sido todavía más fácil empatizar con ellas mientras que muestra la lucha de los implicados en el programa por mantenerlo en pie a pesar de las dificultades a las que se enfrentaban. Dos de sus episodios han destacado sobre los demás: el cuarto, con dos madres muy diferentes, y el alocado octavo capítulo que se entrega a la metatelevisión. (En Netflix).

16 - Arde Madrid

Otra de las producciones españolas que han destacado es esta comedia en blanco y negro firmada por Paco León y Anna R. Costa que recrea los años de estancia de Ava Gardner en Madrid y la particular dolce vita que vivió la actriz de Hollywood en la España franquista del momento. El resultado es una historia muy divertida y ligera que se puede ver del tirón sin problema (gracias a sus capítulos de 30 minutos), que además tiene una de las mejores cabeceras del año. "Iglesia no, directo fiesta" es una de las grandes frases del año. (En Movistar +).

17 - Todo es una mierda

Pocos se acuerdan ya de esta serie que tampoco es que fuera demasiado vista cuando se estrenó... y posiblemente por eso no tendrá segunda temporada. Una pena, porque los que la vimos pudimos disfrutar de una historia entrañable, emocionante y con mucha nostalgia noventera que funcionaba muy bien. Sus adolescentes protagonistas buscan su lugar en el mundo mientras graban un corto en el instituto y tratan de descubrir su propia identidad. Gran selección musical con exitazos de los noventa para una historia de gente fuera de lugar. Es decir, para mí, para ti y para cualquiera. (En Netflix).

18 - Homecoming

La última gran estrella de Hollywood en pasarse a la televisión ha sido Julia Roberts, que  protagoniza esta creación que no puede negar que tiene detrás al mismo responsable que Mr. Robot, Sam Esmail. Un thriller conspiranoico con capítulos de 30 minutos (ya solo por eso se merece un lugar en nuestro corazón), una estética cuidadísima y una trama que engancha a pesar de que le cueste arrancar un poco y que en la recta final se vuelva algo previsible. El resultado total es más que notable gracias a la atmósfera creada, su banda sonora y a la atención al lado visual de esta producción. (En Amazon Prime Video).

19 - Counterpart

Uno de los primeros grandes enganches del año fue la primera temporada (la segunda acaba de arrancar) de esta distopía de espionaje cuya acción transcurre en Berlín en dos realidades paralelas comunicadas por un portal que pocos conocen. El trabajo de J.K. Simmons interpretando a dos versiones del mismo personaje es maravilloso: a partir de elementos muy sutiles como la actitud o pequeños gestos y posturas corporales se puede diferenciar perfectamente quién es quién. Aunque la narración se vuelve, por momentos, algo enrevesada, se ha ganado un hueco en esta lista aunque sea en los puestos bajos. (En HBO España).

20 - Trust

La serie basada en la historia real del secuestro de John Paul Getty III, nieto del megamillonario magnate del petróleo (si no conocéis lo ocurrido, no busquéis en Google para que os sorprenda una trama que parece ficción pero no) es una de las más entretenidas y bien ejecutadas del año. Danny Boyle dirige los tres primeros episodios de los 10 que componen esta historia con un reparto en el que destacan Donald Sutherland y Brendan Fraser, que parecen habérselo pasado pipa. Muy disfrutable, sorprendente para quienes no conozcan los hechos, y muy adictiva. (En HBO España).

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
18lunes
19martes
20miércoles
21jueves
22viernes
23sábado
24domingo
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información