Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Better Call Saul’ y las series a fuego lento

La serie sobre el abogado Jimmy McGill requiere paciencia por parte de sus espectadores. Pero estos saben que al final tendrán su recompensa

Hay series que van cocinándose poco a poco. No tienen grandes fuegos artificiales, grandes efectos y giros en cada episodio. Llevan su propio ritmo. Si las dejas reposar el tiempo suficiente, sin que te hayas dado cuenta, llega un momento en el que han subido tanto que están a punto de explotar en su olla a presión. Los espías de The Americans vivían en ese mundo pausado, en el que las cosas ocurrían sigilosamente, una serie que no hacía mucho ruido pero que cada temporada iba cociendo poco a poco un caldo sabrosísimo lleno de matices.

Better Call Saul es otra de esas series que se hacen a fuego lento. Tiene paciencia para dar a sus personajes el tiempo que necesitan para madurar sus acciones y sus decisiones. La transformación de Jimmy McGill en el Saul Goodman de Breaking Bad no podía ser algo rápido y precipitado. Por eso en la presente cuarta temporada (que emite Movistar Series), Jimmy es un poco más Saul pero todavía no lo es del todo.

‘Better Call Saul’ y las series a fuego lento

La serie protagonizada por Bob Odenkirk parece dos precuelas de Breaking Bad en una: la que cuenta la historia previa del abogado de Walter White y la que sigue el ascenso de Gus Fring. Dos tramas todavía bastante diferenciadas y distanciadas entre sí pero que sabemos que llegarán a confluir en algún momento. Aunque Better Call Saul tiene el referente claro de Breaking Bad, desde el primer momento supo marcar distancias respecto a la ficción madre, tanto con el tono, más sosegado y contemplativo, como con la introducción de personajes ajenos a la trama original como esa gran Kim que ejerce como ancla moral del protagonista.

Esta historia requiere paciencia por parte de sus espectadores. Pero estos saben que al final tendrán su recompensa, y que en el camino se encontrarán pequeños regalos gracias a esa atención al detalle que caracteriza a sus guionistas y los guiños a Breaking Bad en forma de referencias puntuales o cameos de personajes —mítico el del tercer capítulo de la actual temporada—.

Saul Goodman se cuece a fuego lento. Y por eso su serie es tan buena.

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
17lunes
18martes
19miércoles
20jueves
21viernes
Dark
Netflix
Temporada 2
22sábado
23domingo

Más información