Las series de la temporada (I): ‘Killing Eve’

Radiografía de algunos de los títulos imprescindibles del curso televisivo

- ¿Por qué debería verla?

Más información

La serie reinventa el género de espías y lo actualiza dándole una vuelta de tuerca. En clave de comedia negra y con ritmo cercano al thriller de acción, Killing Eve no tiene problema con quemar trama rápidamente de forma que el espectador no tiene tiempo para aburrirse. Unos diálogos mordaces e inteligentes, grandes interpretaciones y una cuidada banda sonora suman ingredientes a una combinación que engancha desde el primer episodio y mejora según avanza la historia.

- ¿De qué va?

Eve Polastri es una agente del MI5 insatisfecha en su trabajo, en el que se dedica a tareas burocráticas cuando lo que siempre ha querido es ser espía. Pero las cosas cambian cuando plantea a sus jefes que el peligroso asesino a sueldo que están buscando tiene que ser una mujer. Entonces pasará a formar parte del equipo que se lanza a la caza de Villanelle, una mujer de orígenes rusos cuya apariencia elegante y dulce oculta una inteligente psicópata sin sentimientos que ejecuta las órdenes que recibe sin pensárselo dos veces. Cuando Villanelle se entera de que Eve va detrás de ella, comenzará un juego del gato y el ratón en el que sus vidas se van entrecruzando mientras se deshace la madeja que las rodea.

- ¿Qué nombres propios tiene detrás?

Desde antes de su estreno, Killing Eve ya estaba en el radar de los seriéfilos por el nombre de su responsable, Phoebe Waller-Bridge. La actriz y guionista es la creadora de esta serie que adapta a la pequeña pantalla las novelas de Luke Jennings que tienen en el centro al personaje de Villanelle. El anterior trabajo televisivo de Waller-Bridge, Fleabag, ya había recibido justificadas alabanzas por la frescura e inteligencia de su propuesta a medio camino entre la comedia ácida y el drama, una marca de identidad que también traslada a este thriller de espías en clave femenina. Porque si una mujer es su creadora, dos mujeres son sus personajes principales. Sandra Oh, que durante nueve temporadas fue Cristina Yang en Anatomía de Grey, logra con el personaje de Eve su primer papel protagonista, con el que ha logrado una nominación a los premios Emmy 2018. La británica Jodie Comer era menos conocida que su compañera, aunque había despuntado ya en series como Doctor Foster o La princesa blanca. Completan el reparto secundarios de lujo como Fiona Shaw (Harry Potter) o Kim Bodnia (Bron).

- Me gustará si me gustó...

Al final, no deja de ser una historia de espías con una vuelta de tuerca. Es complicado encontrar parecidos en la televisión para Killing Eve. Las anteriores obras de su autora, Fleabag y Crashing, conectan con ella sobre todo por su sentido del humor, con una acidez muy británica. Y en el ritmo, la combinación de humor y acción, el espionaje de por medio y la atención a la banda sonora, se podría comparar con algunas de las películas del director Guy Ritchie, especialmente Operación U.N.C.L.E.

- ¿Cuánto tiempo necesito para verla?

Tiene una temporada de ocho capítulos de unos 45 minutos cada uno. Incluso antes de estrenarse ya había sido renovada para una segunda temporada.

- ¿Dónde puedo verla?

Esta serie de BBC America se puede ver en HBO España completa.

Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
28lunes
29martes
1994
Movistar +
Temporada 3
30miércoles
31jueves
1viernes
See
See
Apple TV+
Estreno
2sábado
3domingo

Sobre la firma

Natalia Marcos

Redactora de la sección de Televisión. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en Participación y Redes Sociales. Desde su fundación, escribe en el blog de series Quinta Temporada. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la UNED.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción