Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las guatemaltecas que hacen cine con enfoque de género

El Colectivo Lemow integrado por siete mujeres ha producido cuatro cortometrajes que intentan contar la realidad de su país desde una visión femenina

Fotograma del cortometraje Katwaj (Te quiero).
Fotograma del cortometraje Katwaj (Te quiero).

Un grupo de mujeres improvisa una sala de cine en un aula de una escuela abandonada en la comunidad La Cuchilla en Guatemala: sillas plásticas, una pared forrada de papel como pantalla y unas cortinas que cubren las ventanas para evitar que entre la luz. Las condiciones no serán las mismas que las de una sala de cine, pero para ellas, lo más importante es que otras mujeres miren las historias que intentan reflejar la realidad de Guatemala desde una visión femenina.

El Colectivo Lemow nació en 2013. Un grupo de guatemaltecas, cansadas de no sentirse representadas por la industria cinematográfica emprendieron un proyecto: hacer cine con enfoque de género y recorrer las comunidades del país centroamericano para crear conciencia sobre lo que viven las mujeres. No tenían dinero, pero querían contar sus historias.

“Queríamos hacer producciones audiovisuales desde una visión femenina”, dice Verónica Sacalxot, una de las integrantes. “Desde siempre en el cine han puesto a la mujer en segundo plano y los contenidos en su mayoría son sexistas y promueven la violencia de género. Es por eso que creemos necesario hacer producciones desde nuestras vivencias. En el colectivo hay diversidad de pensamientos no todas pensamos igual ni venimos de condiciones sociales y culturales iguales eso es como tener un abanico de ideas y visiones”, asegura.

Hasta ahora, han logrado producir cuatro cortometrajes, uno de los que cuales está en la fase de postproducción. El primero que hicieron fue Camino que aborda la violencia intrafamiliar, la esterilidad en la mujer y el tema de la adopción. El segundo, Los ojos de la abuela, es sobre el abuso sexual y psicológico durante el conflicto armado en Guatemala. El último, Katwaj (Te quiero), que aborda la trata de mujeres, ha recorrido los festivales Ícaro en Guatemala, Festival de Derechos Humanos en Bogotá y el Native Film Fest en Canadá. El que está en postproducción, Iyom (Mujer sabia), se trata de su primer corto documental y cuenta la historia de las parteras.

Para estas mujeres, el proyecto va más allá del cine. Es lograr que el público reflexione sobre los temas que ellas abordan en sus producciones que promueven a través de muestras de cine comunitarias. “No es ir y presentar cortos únicamente, es contar la realidad que viven las mujeres. Es reflexionar que podemos cambiar, es que las mujeres vean que podemos tomar decisiones”, dice Sacalxot.

Desde que iniciaron han recorrido 18 departamentos en Guatemala. En iglesias, salones comunales, centros culturales, salones de escuelas abandonadas, al aire libre, el lugar da igual, lo que ellas quieren es llevar el mensaje de equidad de género, del respeto a los derechos de las mujeres. “Es un aporte para nuestro país dentro de nuestras posibilidades”, dice Sacalxot.

Más información