Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Heredera del viento’, una mirada personal a la revolución sandinista

En su último filme, la documentalista Gloria Carrión hurga en su pasado familiar y lo entremezcla con la revolución de Nicaragua en 1979

La cineasta Gloria Carrión durante el rodaje del documental.
La cineasta Gloria Carrión durante el rodaje del documental.

Durante muchos años, la documentalista Gloria Carrión, tuvo la intención de regresar a su pasado, que estuvo marcado por la revolución sandinista en 1979, para responder las preguntas que la han perseguido toda su vida. Así nació Heredera del Viento, un documental que se estrenó el pasado noviembre en el Festival Internacional de Cine Documental de Ámsterdam y que estará este marzo en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

Se trata de un viaje a sus recuerdos más íntimos. De niña, creció con la idea de que sus padres eran superhéroes porque habían luchado por el derrocamiento del dictador Anastasio Somoza Debayle. Pero, ¿quiénes eran verdaderamente sus padres?, ¿Por qué no habían estado ahí para contestar sus dudas cuando era pequeña?, ¿Qué era en realidad la revolución?, ¿Qué dejó la guerra y cuáles fueron las heridas?

Este proyecto, que tomó cuatro años en desarrollarse, dice Carrión, parte de la necesidad de responder a esas preguntas, pero además de entender a la sociedad en la que nació. La película, su primer largometraje documental, nace de lo personal, pero intenta "develar la historia colectiva, los sueños y las esperanzas que se gestaron con la revolución y los duelos que plagaron su pérdida".

Una imagen del documental 'Heredera del Viento', de la nicaragüense Gloria Carrión.
Una imagen del documental 'Heredera del Viento', de la nicaragüense Gloria Carrión.

En 88 minutos, los espectadores podrán ver a través de la historia de la documentalista, cuya voz es el hilo conductor, las ilusiones de la revolución sandinista, pero también los dramas que conllevó: los muertos, los niños que tomaron las armas, la guerra que llegó después, los traumas.

“La revolución y la guerra nos transformaron, para bien y para mal, en lo que somos ahora. Creo, sin embargo, que este es un evento que aún no ha sido debidamente procesado como sociedad. Llevamos en el cuerpo y en el alma las cicatrices de lo vivido”, asegura. Para entender qué fue lo que pasó, cree Carrión, es necesario dar espacio a todas aquellas narrativas de la revolución y justamente eso intenta en su película. “A los que lucharon por ella, a los que se enfrentaron a ella desde el otro bando, a los que quedaron atrapados en el medio, a los que debieron huir y exiliarse en otros países. Mientras no reconozcamos la humanidad en esa diversidad de relatos, será más difícil encontrar soluciones a los problemas y desafíos actuales del país y la región”, asegura.

El filme, que fue estrenado el pasado noviembre en Ámsterdam y cuya producción costó 160,000 dólares, ha hecho un recorrido por festivales internacionales como el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en La Habana, Festival Internacional de Cine Documento Tempo en Estocolmo, Costa Rica Festival Internacional de Cine, entre otros. Este próximo abril estrenará en las salas de cine en Nicaragua.

La producción le ayudó a Carrión a poner nombre a esos vacíos personales que tenía. “Hice preguntas que jamás me había atrevido a hacer y escuché respuestas que no tenía”, dice.

Tráiler de 'Heredera del viento'.

Más información