Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Méndez de Vigo anuncia la rebaja del IVA en el cine: “Espero que me digan algo amable en San Sebastián”

El séptimo arte es el único todavía afectado por un impuesto al 21% que los Presupuestos reducen a la mitad

Méndez de Vigo, ayer en el Congreso.

Lo han filtrado, amagado, preanunciado y desmentido durante meses y meses, y ayer, justo el día en que se inauguraba la 65 edición del Festival de Cine de San Sebastián, el Gobierno se decidió a proclamarlo en serio: los Presupuestos Generales del Estado para 2018 contemplarán la bajada del IVA de las entradas de cine del 21% al 10% (no al 8%, como estaba antes de la subida de 2012). Bien es verdad que para eso deberán sacar adelante las cuentas en una negociación a múltiples bandas que el portavoz del Gobierno y ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, reconoce muy complicada.

Esta medida en concreto sí tiene respaldo político porque todos los partidos han exigido la reducción del llamado IVA cultural (a finales de junio se bajó en los espectáuclos en directo) desde que el Gobierno lo impuso hace cinco años para hacer frente a la “bancarrota” en que se encontró las cuentas, apuntó Méndez de Vigo. Fuentes gubernamentales cifran en 60 millones de euros al año lo que, finalmente, ha ingresado el Estado tras situar la tasa entre las más altas de Europa. Las ayudas destinadas al cine en España, sin embargo, se hallan entre las más bajas de los principales países. Otra fuentes, también ministeriales, elevan la recaudación total por el IVA cultural a unos 200 millones anuales.

El ministro se mostró muy satisfecho ayer, tras el Consejo de Ministros, por el acuerdo alcanzado con Ciudadanos para bajar el impuesto más denostado y criticado por el sector cultural, mientras en San Sebastián, la primera estrella del festival, la joven Alicia Vikander, se daba su primer paseo. Íñigo Méndez de Vigo se permitió una broma: “Espero que por lo menos me digan algo amable en San Sebastián”, en alusión a su presencia en la proyección inagural del festival celebrada anoche. Las galas cinematográficas españolas no suelen recibir con aplausos a los ministros.

La bajada del IVA, sin embargo, cae mejor, pero a Mariano Barroso, vicepresidente de la Academia de Cine, lo que sucede en Cataluña le amarga la fiesta: “Es una medida de justicia. Llevábamos tanto tiempo pidiéndolo que ya estábamos aburridos. Pero la noticia llega en un momento tan convulsionado, con lo que está pasando en Cataluña, que la verdad no me alegro lo suficiente. Me gustaría alegrarme más”.

Cuando se habla de IVA se habla del bolsillo de los ciudadanos, que son quienes lo pagan, y y es en este detalle en el que se detienen varios consultados. Ramon Colom, presidente de la Confederación de Productores Audiovisuales Españoles (FAPAE) lo afirma de antemano: “Es una buena noticia, sobre todo para los espectadores, que son los que pagan. El Gobierno ha cumplido su palabra. En medio han estado muchas personas, como Marta Rivera, de Ciudadanos, o el diputado del PSOE Santiago Torreblanca. Pero quiero ver cómo los exhibidores repercuten esa bajada en el precio. Es cierto, ellos han reducido márgenes, pero es que el problema del precio de las entradas es un debate mundial. Ya hay quien habla de tarifas planas”, afirma.

“Menos da una piedra”, contesta sobre el mismo asunto la directora Gracia Querejeta, pero advierte de que “el problema del cine no está solo en el IVA. Hace falta una nueva política y una nueva concepción de la producción cinematográfica”.

Manuel Martín Cuenca, director de El autor, que concursa hoy en San Sebastián, hace un poco de chanza: “Esto es como alegrarte si alguien te pone un torniquete, aprieta, aprieta y de repente lo suelta y te dice encima: ‘A que te has quedado a gusto, eh?'. Incluso ese 10% me parece excesivo, comparado con otros países”. sin embargo, la productora Emma Lustres se alegra de que “por fin esto equipara a España con otros países europeos. Volvemos a la normalidad”. Su alegría la secunda el director Álex de la Iglesia: “Es una estupenda noticia, una mejora importantísima que cambia de manera sustancial la difícil situación del sector. Beneficiará a la industria, pero sobre todo al público. Todos esperamos que sea efectiva lo antes posible”.

Los propietario de las salas de cine manifestaron su alegría por medio de un comunicado, ante la ausencia -estaba fuera de España de viaje- de su presidente, Juan Ramón Gómez Fabra. Para FECE, la federación que aglutina a los exhibidores: "Las salas de cine muestran su gran satisfacción. Tras 5 años de reivindicaciones, a partir de ahora, el sector queda a la espera de que finalmente los Presupuesto Generales reciban la la luz verde y lo que hoy es noticia se convierta en una realidad".