Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La memoria colonial

'Un día vi 10.000 elefantes', es un interesante acercamiento al colonialismo en Guinea

Fotograma del documental 'Un día vi 10.000 elefantes'.
Fotograma del documental 'Un día vi 10.000 elefantes'.

En principio, no hay formato más alejado del documental que la animación. La palabra verdad se escapa entre los resquicios del concepto. Y sin embargo, no son pocos los documentalistas, de largos y de cortos, que últimamente han decidido apostar por el dibujo como medio para contar sus historias reales.

Un día vi 10.000 elefantes

Dirección: Alex Guimerà, Juan Pajares.

Género: documental. España, 2015.

Duración: 77 minutos

La última, la meritoria miniatura en movimiento Un día vi 10.000 elefantes, interesante acercamiento de Alex Guimerà y Juan Pajares al colonialismo español en Guinea Ecuatorial durante la dictadura, libérrima en sus formas al utilizar fotografías, stop motion, dramatizaciones animadas, imágenes contemporáneas de apoyo y ese bellísimo efecto recortable en 3D de las fotos que popularizó El chico que conquistó Hollywood, y también en su fondo, con dos voces narrativas, una desde el pasado, perteneciente al cineasta español de los años 40 Manuel Hernández Sanjuán, y otra desde el presente, la de uno de los porteadores guineanos de una expedición real financiada por el franquismo.

Como un cuento relatado a la luz tenue y el calor fantasmal de una fogata en plena selva, la película habla de "ese dolor por la llegada de los blancos", de la paradoja del avance del catolicismo con misas en latín en un pueblo que solo parecía adoptarlo por conveniencia, de economía, de política, de aventura y de moral. Un olvidado pasado reciente que en estos días, casualidades de la cinematografía española, habitará la cartelera por partida doble: con la superproducción Palmeras en la nieve, y con esta especie de cara B fantasmagórica, que parte de un cierto onirismo para alcanzar una memoria crítica en las antípodas de la nostalgia.