Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Academia de Cine recuerda que no tiene ningún vínculo con el taquillazo

La entidad saca un comunicado tras publicarse que su anterior presidente está imputado aunque como exhibidor y distribuidor

Antonio Resines

La Academia de Cine, que preside el actor Antonio Resines, ha salido este jueves al paso de las informaciones sobre el presunto fraude que consistía en hinchar las cifras de asistencia a las salas que proyectaban algunas películas españolas (42 producciones están siendo investigadas desde 2012) para lograr una subvención del Ministerio de Cultura. Y lo ha hecho para dejar bien claro que la entidad no guarda ninguna relación con los casos investigados por cuatro juzgados de Madrid, dado que muchas informaciones relativas a los mismos aluden a la condición de anterior presidente de la Academia de Enrique González Macho, imputado en la causa como distribuidor y exhibidor de la película Rosa y negro, junto al productor Edmundo Gil. Como presidente de la Academia, González Macho tuvo una gran proyección pública, si bien su imputación no guarda ninguna vinculación con el cargo que ejerció en la Academia y que dejó, inesperadamente, el pasado febrero, tras revalidarlo unos meses antes.  

El escueto comunicado de la Academia, firmado por Resines, dice literalmente: "Ante las noticias aparecidas en los últimos días en distintos medios de comunicación, en los que se informa de un presunto fraude para la obtención de subvenciones de distintas empresas cinematográficas, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España quiere manifestar a la opinión pública que esta institución es una asociación privada de profesionales del sector cinematográfico, sin ánimo de lucro, que no tiene relación alguna como entidad con los hechos que son objeto de estas informaciones".

Sobre este asunto también ha habldo hoy el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle. Ha asegurado "no se puede levantar una causa general contra el cine español" por el presunto delito de fraude de subvenciones conocido como taquillazo y del que se van conociendo diferentes causas en los juzgados madrileños. "Las noticias en modo alguno van a modificar la percepción de los españoles sobre su cine, porque es excelente, prestigiado internacionalmente y merece todo el respeto. Si estos asuntos se confirman, afectarán estrictamente a personas particulares", ha dicho, según recoge Europa Press.

Un informe remitido en 2012 por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a la Fiscalía Provincial de Madrid sobre irregularidades en los datos para acceder a las ayudas a la amortización de producciones cinematográficas ha dado lugar a la apertura de al menos cuatro causas por un presunto delito de fraude y falsedad en las subvenciones, que ya se conoce como taquillazo.

En algunos casos, como el de Miguel Bardem, las partes han llegado a un acuerdo para devolver la subvención. Otros casos, están en diferentes fases, por ejemplo, el fiscal se ha querellado contra  González Macho. Además, en algunas ocasiones, Cultura suspendió la concesión de la subvención, como es el caso de las ayudas a tres películas de la productora ABS Production-Barcelona, por las que los hermanos Sole Viñas han sido imputados.

El delito de falsedad y fraude en la subvención está recogido en el artículo 308 del Código Penal, que contempla multa y pena de hasta cinco años de cárcel para aquellos que falseen datos para obtener subvenciones del Estado de más de 120.000 euros, en caso de que no reintegren la subvención. Cultura ha solicitado la devolución de subvenciones a 23 películas en 2013 y 2014 y a otras nueve, por el momento, en 2015.

Más información