Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No quisieron poner quiénes lo mataron”

Los expertos que creen haber localizado la fosa resaltan errores en el informe policial

El equipo de arqueólogos que trabaja en la zona donde, según varios falangistas, fue enterrado el poeta Federico García Lorca
El equipo de arqueólogos que trabaja en la zona donde, según varios falangistas, fue enterrado el poeta Federico García Lorca, un paraje conocido como Peñón Colorado, en Alfácar ( Granada)

Miguel Caballero, director de la investigación histórica de la última búsqueda de la fosa de Lorca —ha dedicado 12 años a indagar sobre su muerte— cree que el informe “se hizo para ocultar la verdad”. “Es muy genérico, está lleno de errores y no aporta nada nuevo. Sabían perfectamente quiénes fueron los que lo mataron. No quisieron ponerlo”, dice.

Entre los errores que ve en el documento, Caballero cita el lugar de enterramiento: “El informe lo sitúa a dos kilómetros de Fuente Grande. Eso son las calles de Víznar [Granada]. ¡Es imposible!”. El investigador da más credibilidad al trabajo del falangista Eduardo Molina Fajardo (1914-1979), quien en el libro Los últimos días de García Lorca recoge los testimonios de 48 personas relacionadas con la detención, traslado y fusilamiento del poeta. Estas ofrecieron detalles como que Lorca “iba en pijama” la madrugada del 17 de agosto de 1936 en que fue asesinado; que fue enterrado “el segundo por la izquierda” junto a un maestro cojo, Dióscoro Galindo —“allí tenía la muleta, estará ya podrida...”— y dos banderilleros, y que los cuerpos fueron arrojados a unos pozos “en el campo de instrucción de las tropas, a la derecha de la carretera”. Isabel García Lorca, hermana del poeta, logró paralizar en 1998 la construcción de un campo de fútbol en ese lugar tras enviar una indignada carta a Manuel Chaves, entonces presidente andaluz.

Un equipo de arqueólogos excavó esa zona el pasado noviembre, sin éxito. Tras un estudio con georradar (una máquina que detecta si un terreno ha sido removido, por ejemplo, para enterrar cuerpos), creen que se equivocaron por solo 20 metros y piden 33.000 euros a la Junta para reintentarlo. Prevén reunirse con el Gobierno andaluz el próximo 6 de mayo. En cualquier caso, ya preparan una campaña de micromecenazgo para reunir fondos. Sería el tercer intento de encontrar la fosa de Lorca. En el primero, en 2009, en la zona señalada por el enterrador, Manuel Castilla, al escritor Ian Gibson, la Junta invirtió 70.000 euros. Tras 47 días de excavación, solo se halló una roca.

 

Más información