Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado se adueña de la sede en el Registro

El Ministerio de Educación y Ciencia se inscribió como propietario de la obra neoclásica del XIX

Una de las peticiones que Darío Villanueva trasladará al Gobierno, y a su presidente Mariano Rajoy si tiene ocasión, afecta a la titularidad del edificio que ocupa la Academia en la calle Felipe IV. El 3 de abril de 2008, el Ministerio de Educación y Ciencia se inscribió en el Registro de la Propiedad número 2 de Madrid como propietario único de la obra neoclásica del XIX, aprovechando la laxitud legal concedida a la Iglesia y a la Administración del Estado para inmatricular bienes sin tener que acreditar con documentos la titularidad de los mismos, una práctica vedada para cualquier otro propietario.

El edificio de la RAE se construyó en 1894 sobre un terreno cedido por la Corona. El coste de la obra se pagó al 50% entre el Ministerio de Fomento y la Academia, según figura en la Gaceta de Madrid del domingo 4 de enero de 1891, donde puede leerse el real decreto firmado por la reina María Cristina y el titular de Fomento, Santos de Isasa. El artículo cuarto dice así: “La cantidad en que se adjudique la construcción se pagará en tres anualidades, mitad por el Ministerio de Fomento, con cargo al capítulo de Construcciones Civiles, y mitad por la Real Academia Española, que satisfará la primera anualidad íntegra, quedando de cargo del Ministerio la última, y dividiéndose la intermedia por igual entre ambas partes”. Sin embargo, la titularidad en el Registro figura a nombre del ministerio en exclusiva. “Nos parece una relación desajustada para lo que se corresponde con la realidad. El 3 de abril de 2008 se inscribe por parte del Estado sin aportación de ningún documento que lo justifique. Voy a pedir una revisión de la situación porque creemos que este registro está muy desajustado”, anuncia Villanueva.