Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comisión del Cine acuerda subir los incentivos fiscales

El nuevo modelo, pactado entre Cultura y los sectores implicados, permitirá aumentar del 18% al 25% la desgravación para los inversores en producciones fílmicas

El director Manuel Gómez Pereira, durante el rodaje de 'La ignorancia de la sangre'.
El director Manuel Gómez Pereira, durante el rodaje de 'La ignorancia de la sangre'. EFE

Con seis meses de retraso, la Comisión del Cine, aquella que fue anunciada a bombo y platillo por el ministro de José Ignacio Wert en septiembre de 2012, para estudiar un nuevo modelo para la industria, ha conseguido llegar a un acuerdo sectorial en torno a las ayudas públicas y los incentivos fiscales, dos aspectos esenciales para la supervivencia de la industria audiovisual. Según lo acordado ayer por el pleno de la Comisión, se mejora en siete puntos el porcentaje de deducción existente en los incentivos fiscales, pasando del actual 18% al 25%, y se crea un vehículo jurídico que facilite las inversiones de personas ajenas al sector.

También se ha aprobado un cambio importante en el tema de las ayudas públicas. Según Cultura, los dos sistemas de apoyo público al cine, uno más selectivo que premie la calidad artística de los proyectos y otro automático, basado en criterios objetivos, se concederán de manera anticipada y no por amortización como hasta ahora. Es decir, el productor sabrá de antemano la cantidad que podrá recibir de ayudas públicas para así evitar situaciones de inseguridad. Todos estos acuerdos serán elevados al Gobierno, quien decidirá la fecha de su aplicación, teniendo en cuenta la oportunidad y la disponibilidad presupuestaria.

La propia Comisión —faltan los trabajos de otras dos mesas de trabajo (la encargada de estudiar las relaciones de las televisiones con el audiovisual) y la del nuevo modelo de negocio— ha aprobado también la reducción del tipo impositivo del IVA para el cine, sin especificar ninguna cifra. El IVA cultural del 21% es el más alto de los países europeos de nuestro entorno.

El acuerdo fue aprobado ayer por los representantes de todos los sectores de la industria, además de los distintos ministerios implicados en la industria audiovisual, como Hacienda, Presidencia o Industria.

Los incentivos fiscales han sido desde hace años uno de los puntos fuertes en las aspiraciones los productores de cine. Consideran un mayor apoyo público a la inversión innegociable para lograr la creación de una industria audiovisual fuerte y duradera. En la reunión de ayer, los productores solicitaron que la cifra alcanzara un 30% —en Francia el tipo es del 36% y en Alemania del 40%—, aunque en la nota redactada y publicada por Cultura, se habla de una cifra de “al menos el 25%”.

Ramón Colom, flamante presidente de la FAPAE (confederación de productores audiovisuales españoles), aseguró ayer tras la reunión. “Valoramos las conclusiones de los grupos de trabajo. Matizamos únicamente, de la nota de prensa del ICAA, que el incentivo fiscal acordado no es del 25%, sino de una horquilla entre el 25% y el 30%. Es un éxito haber llegado a estas conclusiones por consenso de todos los subsectores implicados. Ahora le toca a la Administración implementarlas para que en 2015 ya esté el nuevo marco regulatorio en vigor. Es muy importante que la actividad empresarial no se vea frenada y que esté amparada, entretanto, por las medidas oportunas que garanticen un periodo transitorio sin inseguridad jurídica”

El presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, pidió por su parte que se matice la euforia con la que el ministerio hizo el anuncio del acuerdo. Porque, y en eso parecen coincidir todas las partes implicadas, aún queda mucho trabajo por hacer para crear un nuevo modelo de cine.