Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez ordena a Odyssey la entrega inmediata del material de Gibraltar

Las piezas son del tesoro de la Mercedes

Se trata de cerámicas, botellas y otros utensilios de alta importancia arqueológica

Una negativa a la devolución provocaría un "delito de desacato civil", según el juez

Trabajadores de Odyssey, en aguas de Gibraltar en 2009.
Trabajadores de Odyssey, en aguas de Gibraltar en 2009.

El juez de Tampa (Florida-Estados Unidos), Mark Pizzo, que instruyó la demanda interpuesta por el gobierno español contra la empresa cazatesoros Odyssey y que obligó a la empresa estadounidense a devolver a nuestro país el tesoro encontrado a bordo de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, ordenó el pasado martes la entrega inmediata a España de los objetos que aún permanecen en Gibraltar, advirtiendo que, de no hacerlo la empresa podría incurrir en un delito de desacato civil. Eso sí, el juez estadounidense apostilla que, “la entrega será inmediata siempre y cuando, no exista alguna orden de la corte de Justicia de Gibraltar que lo impida".

La parte del tesoro que España aún reclama a Odyssey tras la entrega de las 17 toneladas de monedas de oro y plata trasladadas a nuestra país, el pasado 25 de febrero, está compuesta por 59 piezas, supuestamente localizadas por Odyssey a bordo de la fragata militar española hundida por una flota británica en 1804.Esos objetos nunca llegaron a ser trasladados a Estados Unidos, llegando incluso a plantearse una denuncia en los jugados de La Línea de la Concepción (Cádiz), por parte del primer teniente de alcalde del ayuntamiento de la vecina localidad de San Roque (Cádiz; Manuel Melero para que, las autoridades españolas reclamase tanto al juez de Estados Unidos como a las autoridades de Gibraltar que, esta parte del tesoro fuese devuelta a España. Se trata de una serie de piezas de escaso valor económico, aunque de una alta importancia arqueológica, como monedas incrustadas en piedras, piezas de cerámica, metales de uso indeterminado, botellas de cristal y piezas de oro y plata; que según las autoridades españolas formaban parte del cargamento descubierto en el Proyecto Cisne Negro (denominación que Odyssey dio al yacimiento donde encontró el tesoro de La Mercedes), hecho éste que, la empresa cazatesoros ha negado para impedir su traslado a nuestro país, asegurando que, las autoridades españolas han apoyado su reiterada petición al gobierno de Gibraltar para que entregase las piezas, en falsas acusaciones.

El director de Relaciones Internacionales de Odyssey , Aladar Nesser insistió en las últimas horas en que, “Gibraltar no emitió una licencia de exportación para transportar los objetos a EE.UU. ya que, de haberse permitido el transporte, los representantes españoles habrían tenido pleno acceso al material y habríamos certificado un inventario".

Según Nesser, los objetos que quedan en Gibraltar forman parte de hallazgos realizados en cuatro pecios diferentes ubicados en varias zonas del Atlántico fuera de aguas territoriales de cualquier país, "entre ellas la del “Cisne Negro'".

Asimismo, Manuel Melero, el concejal de San Roque que denunció la existencia de las 59 piezas del tesoro en Gibraltar, mostró ayer su satisfacción por la decisión del juez de Tampa, Mark Pizzo, afirmando que, “esto viene a darnos la razón”.

Más información