Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Twitter suspende una cuenta de ganaderos que subían fotos bebiendo leche cruda de la ubre

Granjeros catalanes montaron una campaña para defender el consumo de esta leche, cuya venta ha sido aprobada por la Generalitat

Twitter ganaderos
Una de las fotos de los ganaderos.

La campaña de unos ganaderos catalanes en Twitter para defender el consumo de leche cruda se he topado de bruces con las reglas de uso de la red social. La iniciativa de los granjeros, impulsada después de que la Generalitat aprobase la venta de este producto a pequeña escala, consistía en subir fotos a su cuenta consumiendo leche cruda directamente de la ubre del animal, unas imágenes que, como apuntaron algunos internautas, daban lugar a interpretaciones de diversa índole. Twitter ha suspendido la cuenta, aunque no ha especificado el motivo concreto dentro del abanico de posibilidades que recoge la red social dentro de su política de seguridad.

La aprobación del decreto catalán que regulaba la venta de leche cruda levantó las suspicacias de científicos y profesionales sanitarios, que denunciaban los riesgos para la salud de consumir leche cruda sin tratamiento térmico previo (sin pasteurizar ni esterilizar). Si no se hierve antes de consumirla, la leche recién ordeñada puede tener bacterias que generan infecciones potencialmente graves. La Generalitat insistió en que las granjas que vendan este producto tendrán que pasar por estrictos controles de seguridad y, además, aseguraron que en etiquetado de la leche cruda se avisará de que, antes de consumirla, hay que hervirla.

Un grupo de ganaderos catalanes salió al paso de las críticas y montó una campaña en Twitter (Defensem la llet crua @somdelletcrua) para demostrar que confiaban en la buena salud de sus animales. Así, trabajadores de varias granjas catalanas comenzaron a subir fotos bebiendo la leche cruda directamente de las ubres de sus vacas y cabras, aunque puntualizaban que había que hervirla previamente.

La campaña, al igual que la regulación del producto, ha generado un fuerte debate en la red social y algunos usuarios apuntaron a las malas interpretaciones que podían generar las fotografías subidas. Twitter terminó por suspender la cuenta. 

Más información