Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las nuevas caras del ‘Govern’ de Quim Torra

Siete políticos serán consejeros por primera vez, mientras que cuatro repetirán en el cargo

gobierno quim torra
De izquierda a derecha: Artadi, Jordà, Capella, Puigneró, Maragall, El Homrani, Buch, Aragonès, Bargalló y Puig.

En el Govern anunciado este sábado por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, hay 10 consejeros y tres consejeras. Según el plan de Torra, cuatro consejeros (Josep Rull, Jordi Turull, Lluís Puig y Toni Comín) repetirán en sus cargos, a pesar de que la oposición ya ha cuestionado su viabilidad, ya que los políticos se encuentran en prisión preventiva o huidos en el extranjero. Dos de las nuevas caras del Govern de Torra, Ernest Maragall y Josep Bargalló, ya fueron consejeros durante los mandatos de los presidentes Pasqual Maragall y José Montilla. Finalmente, siete políticos (Pere Aragonès, Elsa Artadi, Miquel Buch, Ester Capella, Chakir El Homrani, Jordi Puigneró y Teresa Jordà) asumirán una consejería por primera vez. Estas son las nuevas caras del Govern anunciado por Quim Torra.

PERE ARAGONÈS, Economía, Hacienda y Vicepresidencia

EL NEGOCIADOR

Tras el encarcelamiento de Oriol Junqueras y la huida de Marta Rovira a Suiza, Pere Aragonès (Pineda de Mar, 1982) se ha convertido en el hombre fuerte de ERC. De carácter pragmático y partidario de formar un gobierno con premura, quien fuera mano derecha de Junqueras como secretario de Economía ha liderado las conversaciones por parte de los republicanos con Junts per Catalunya y se quedará con el segundo cargo de mayor relevancia del Govern. Aragonès asume a partir de hoy una vicepresidencia que incluye las áreas de Economía y Hacienda.

Pese a que solo tiene 36 años, Aragonès ha liderado las juventudes del partido, se ha forjado en el ayuntamiento de su ciudad (Pineda), ha sido parlamentario y posteriormente pasó al Govern. Nadie duda de su independentismo, pero sí se le reconoce un talante negociador y de saberse rodear de técnicos para recabar argumentos que apoyen sus decisiones. Si bien sus detractores dudan de su capacidad de liderazgo, Aragonès cuenta con experiencia negociadora con el Gobierno central a propósito del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y tras haber pilotado la cartera tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución, donde ha tenido prácticamente que negociar una por una las partidas bloqueadas por el Ministerio de Hacienda. Además, el nuevo vicepresidente fue el nexo de unión entre Junqueras y el mundo empresarial, que lo considera uno de los pocos interlocutores que quedaban entre las filas independentistas tras la declaración unilateral de independencia.

ELSA ARTADI, Empresa, Conocimiento y Portavoz

LA MANO DERECHA DE PUIGDEMONT

Elsa Artadi (Barcelona, 1976) partía desde después de las elecciones del 21-D como favorita para presidenta de la Generalitat en casi todas las quinielas. La actual portavoz de Junts per Catalunya es una de las personas de máxima confianza de Carles Puigdemont, hasta el punto que este le encomendó la tarea de confeccionar la campaña del partido una vez se descartó una lista unitaria del independentismo. Hasta ese momento, Artadi había tenido un papel sobre todo técnico: primero como asesora del exconsejero Andreu Mas-Colell y después como coordinadora del Govern. Fue en las pasadas elecciones cuando salió de la sombra y logró romper con unas encuestas que pronosticaban el sorpasso de ERC y el hundimiento de la formación de Puigdemont.

Artadi, a la que se considera una dura negociadora, se ha reservado una consejería donde podrá lucir su perfil liberal. Licenciada en Economía por la Universidad Pompeu Fabra, se ha doctorado por Harvard y ha sido asesora del Foro Económico de Davos o el Banco Mundial. Según fuentes de la negociación, la idea de nombrarla presidenta del Govern suscitaba recelos en el PDeCAT, cuya dirección abandonó después de que los cuadros del partido no aceptaran que se hiciera una excepción con ella en el régimen de incompatibilidades, que impide que un miembro de la dirección sea alto cargo de la Generalitat y de la formación. Sin embargo, ella misma se autodescartó para el cargo. Eso no significa que renuncie a la presidencia, pero prefiere aguardar a un momento en el que pueda ejercerla sin las ataduras que le impondría la tutela de Puigdemont.

MIQUEL BUCH, Interior

UN FÉRREO INDEPENDENTISTA

Miquel Buch, de 42 años, ha construido su carrera política desde el municipalismo y el independentismo más férreo. Con 19 años ingresó en las juventudes de Convergència, y recorrió el camino hasta la alcaldía de Premià de Mar, su ciudad, que dirigió durante una década. A finales del año pasado dimitió del cargo en el Ayuntamiento y, poco después, de la Asociación Catalana de Municipios (ACM), que presidió siete años, para dedicarse a la política autonómica. Se presentó en el número 22 en las listas de Junts per Catalunya en las últimas elecciones y quedó fuera del arco parlamentario.

Buch tiene un perfil nítidamente independentista, y se ha significado al lado del expresidente Carles Puigdemont. El ministerio público se querelló contra Buch como presidente de la ACM y contra Neus Lloveras, presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), por desobediencia, malversación y prevaricación por el 1-O. El TSJC aceptó únicamente el delito de desobediencia que remitió al Supremo, y este archivó la causa contra Lloveras. El actual consejero del Interior, que padece esclerosis múltiple, según él mismo hizo público, se enfrenta a la cartera más delicada, con los Mossos d’Esquadra a su cargo. El cuerpo está severamente cuestionado, con parte de sus mandos imputados y con la lupa del Ministerio del Interior encima, para actuar ante cualquier atisbo de duda.

JOSEP BARGALLÓ, Enseñanza

LA VUELTA TRAS 14 AÑOS

Josep Bargalló (Torredembarra, 1958) sustituirá a Clara Ponsatí (uno de los miembros del anterior Govern que huyó a Bruselas y que está instalada ahora en Escocia) al frente del Departamento de Enseñanza. Buen conocedor del sistema educativo —es licenciado en Filología Catalana y trabajó en la enseñanza pública—, Bargalló ya ocupó el cargo de consejero de Enseñanza durante tres meses en el gobierno de Pasqual Maragall, donde luego se convirtió en su consejero primero.

Afiliado al sindicato Ustec —mayoritario en la escuela pública y de corte soberanista—, el filólogo también trabajó en el sector editorial y es autor de varios libros. Es militante de ERC desde 1995, e inició su carrera política en la Assemblea de Catalunya y como militante del PSUC, PSAN y Nacionalistes d’Esquerres. En 1992 fue elegido diputado del Parlament como independiente por ERC hasta 2003. Pasqual Maragall lo nombró consejero de Enseñanza en 2003 pero solo duró tres meses. La crisis del Govern de Maragall por una entrevista de Josep Lluís Carod-Rovira (ERC) con la dirección de ETA precipitó la sustitución de Carod-Rovira como “conseller en cap”, cargo que asumió Bargalló y que luego pasó a denominarse “conseller primer”. Estuvo en ese puesto hasta 2006, cuando Maragall destituyó a todos los consejeros republicanos por no ratificar el Estatut en el referéndum de ese año. Desde 2011 es vicepresidente de la Fundació Josep Irla —vinculado a ERC— y coordinador del ámbito no universitario del Institut de Ciències de l'Educació de la Universitat Rovira i Virgili (URV) de Tarragona.

ESTER CAPELLA, Justicia

UNA VÍA DE DIÁLOGO

Ester Capella puede ser dura y contundente en sus intervenciones públicas, antes en el Senado y ahora en el Congreso, pero siempre deja un margen para el diálogo. De talante conciliador y “transversal”, Capella, de 55 años, sustituirá a Carles Mundó al frente del Departamento de Justicia. Abogada de base, su flexibilidad y capacidad de “tender puentes” en todo el espectro ideológico le han permitido orbitar en torno a distintos partidos: primero recaló en Ciutadans pel Canvi –la plataforma catalanista impulsada por el PSC- y, después, en Esquerra Republicana. “En Madrid, pese a todo lo ocurrido los últimos meses, ha mantenido buenas relaciones con otros grupos”, explica Àlex Masllorens, que la conoce desde su etapa en Ciutadans pel Canvi.

Bien relacionada también con algunos sectores de Convergència, fue nombrada por el exalcalde Xavier Trias, en 2011, como gerente del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad. Dos años más tarde, sin embargo, fue nombrada senadora y en 2016 entró en el Congreso de los Diputados, adonde actualmente acude luciendo una flor amarilla en la solapa en apoyo a los presos políticos. Su experiencia como abogada “de trinchera” le permite conocer la realidad de la justicia catalana y asumir un departamento que se anotó uno de los pocos tantos del Gobierno Puigdemont en materia de gestión pública: el cierre de la histórica cárcel Modelo de Barcelona.

CHAKIR EL HOMRANI, Trabajo, Asuntos Sociales y Familia

EL RELEVO DE BASSA

Chakir El Homrani (Barcelona, 1979) asumirá la cartera de Trabajo y Asuntos Sociales. Licenciado en Sociología por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), El Homrani toma el testigo de Dolors Bassa, ahora en prisión preventiva en una cárcel de Madrid. El sociólogo, que es diputado de ERC y concejal de Granollers, inició su trayectoria como líder de las juventudes de UGT y milita en ERC desde 2004.

El Homrani entró al Parlament en 2015 y renovó su escaño tras la renuncia de Marta Rovira, Carme Forcadell y Dolors Bassa. El sociólogo ha desarrollado su carrera profesional en el ámbito de la formación de jóvenes y ha participado en la puesta en marcha de varios títulos de formación profesional sobre el sector del agua y el medioambiente. El Homrani también ha formado parte del Consejo Nacional de la Juventud de Cataluña (CNJC).

JORDI PUIGNERÓ, Políticas Digitales y Administración Pública

LA CARA TECHIE DEL GOVERN

El ingeniero en Sistemas de Información Jordi Puigneró será el próximo conseller de Políticas Digitales y Administración PúblicaNo es nuevo en la administración catalana: desde noviembre de 2013 dirige las políticas en tecnologías de información y comunicación del Govern, primero como director general de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información. Asumió en febrero de 2016 el cargo de secretario de Telecomunicaciones, Ciberseguridad y Sociedad Digital de la Generalitat, y también es presidente del Centro de Seguridad de la Información de Catalunya (Cesicat).

Participó en septiembre de 2017, junto al expresidente Carles Puigdemont, en la presentación de la Agencia de Ciberseguridad de Catalunya, acto en el que Puigdemont afirmó que la Generalitat estaba preparada para un ciberataque durante el referéndum del 1 de octubre, como pasó durante la consulta del 9 de noviembre de 2014. También tuvo que comparecer este abril ante la Guardia Civil en Barcelona investigado por la organización del 1-O y se acogió a su derecho a no declarar porque la causa estaba "judicializada". Nacido en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) en 1974, se formó como ingeniero en la Universidad de Surrey (Reino Unido) entre 1992 y 1997, y ha trabajado como analista-programador del Deutsche Bank en Frankfurt (Alemania) y en IBM-Barcelona como consultor senior y jefe de proyectos informáticos y nuevas tecnologías.

TERESA JORDÀ, Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación

UNA MANO TENDIDA

Teresa Jordà (1972) se estrenó con 27 años en la política local como concejal en Ripoll, su pueblo natal, donde después fue alcaldesa entre 2003 y 2011. En aquella época Esquerra Republicana solo gobernaba en los pueblos de la Cataluña interior y el partido se debatía en continuas luchas internas. Jordà siempre tuvo el apoyo de Joan Puigcercós, también concejal de Ripoll mucho antes que ella y que sustituyó a Josep Lluís Carod-Rovira en la presidencia del partido en 2008 y hasta el desembarco de Oriol Junqueras en 2011. Ese año, Jordà dejó la alcaldía para dar el salto a Madrid como cabeza de lista de Esquerra por Girona en las elecciones generales. Salió elegida y repitió en los comicios de 2015 y 2016.

Un diputado no independentista que coincidió con ella en el Congreso la define sin reparos como “la versión femenina de Joan Tardà”, el veterano diputado republicano que genera simpatías entre sus adversarios políticos por su carácter afable y empático, lejos del sectarismo de algunos. Jordà, como Tardà, también comparten firmes convicciones progresistas e independentistas y su nombramiento de Jordà como consejera de Agricultura mantiene la tradición de que el titular de esa cartera siempre sea de fuera de Barcelona. En una época en la que la palabra diálogo entre los gobiernos de uno y otro lado del Ebro se predica mucho y no se practica nada, el nombramiento de Jordà asegura la mano tendida.

ERNEST MARAGALL, Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia

EL VETERANO

“No sabe ganar, sabe derrotar; no sabe compartir, solo humillar y castigar”. Con esa dureza se despachó Ernest Maragall (Barcelona, 1943) hacia el Gobierno central el pasado mes de enero en la sesión de constitución del Parlamento surgido de las urnas del 21 de diciembre. Era el discurso del diputado de ERC como el mayor de la cámara y nada habitual en una sesión Parlamento de ese tipo. Un tono que sorprendió al conjunto de la cámara, especialmente a Ciudadanos y al PP que se opusieron a la decisión de Maragall de aceptar la delegación de voto de los diputados presos. Pero, en el fondo, nada de nuevo en Maragall, un veterano político con un discurso afilado y no exento de dureza cuando una situación le exaspera si la considera injusta. En otro contexto, en las sesiones del Ayuntamiento de Barcelona, sus intervenciones –era de los mejores oradores- hacían moverse en sus escaños a más de un edil de la oposición. Accedió al consistorio barcelonés en 1970 como analista informático y años después pasó a la política municipal antes que su hermano, Pascual. Conoció y dominó los entresijos del Ayuntamiento como pocos. Fue concejal hasta 2003, cuando fue nombrado secretario de Gobierno del tripartito que presidió Pascual Maragall. Y entre 2006 y 2010 fue consejero de Eduación, todavía con el PSC.

Fiel a la marca de su apellido, Ernest Maragall siempre tuvo personalidad propia en la militancia socialista, primero desmarcándose abiertamente del llamado “aparato” de Nicaragua- anterior sede del PSC- y, después, alineándose con el sector más catalanista y defendiendo el derecho a decidir. Tanto que abandonó su militancia en 2012 –después de que rompiera la disciplina de voto a propósito de la defensa del pacto fiscal- y fundó una nueva formación política, Nova Esquerra Catalana. De forma progresiva Maragall se fue acercando a las tesis de ERC y en las elecciones europeas de 2014 fue el número dos de las listas de esa formación. Pese a que su conexión con los postulados republicanos era notable, no se afilió al partido que lidera Oriol Junqueras hasta este año.

Más información