Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición critica la configuración del nuevo Ejecutivo catalán

Los partidos censuran la falta de paridad y la inclusión de exconsejeros en prisión preventiva y huidos de la justicia española

Quim Torra, en el acto de toma de posesión.
Quim Torra, en el acto de toma de posesión. AFP

La decisión del president Quim Torra de incluir a dos exconsejeros presos y a dos antiguos miembros del Govern huidos de la justicia española en Bélgica fue recibida con rechazo por el resto de partidos con representación en el Parlamento catalán. Inés Arrimadas, la jefa de la oposición, aseguró a través de Twitter: “Un president supremacista, un plan ilegal anunciado en el Parlament y un Govern con dos presos y dos fugados que dieron un golpe contra la democracia. Así No se puede levantar el [artículo] 155”. “No quieren gobernar sino desafiar a la mayoría de catalanes y a la legalidad democrática”, agregó Arrimadas.

Desde los populares catalanes hacen una lectura similar. Su líder Xavier García Albiol aseguró que la decisión de Torra es “un claro mensaje de ganas de seguir instalado en la confrontación, en la bronca y en el choque institucional”. Sin embargo, aseguró que “el Gobierno y las instituciones democráticas darán la respuesta adecuada a este desafío y a esta provocación”.

Los socialistas catalanes calificaron de “grave error” que se nombre como consejeros a personas que “no se van a poder dedicar plenamente y de forma efectiva” a sus labores, según explicó su secretario general Miquel Iceta.

Las críticas al nuevo Ejecutivo también han llegado por su falta de paridad. La diputada de la CUP Natàlia Sànchez censuró que solo haya tres mujeres consejeras de un total de 13. “Quim Torra, Junts per Catalunya, Esquerra Republicana, ¿cómo pensáis arreglar la chapuza que habéis hecho con esta propuesta de Govern que no cumple ni los mínimos de paridad?”.

Los comunes mezclaron ambas situaciones para elaborar su crítica al nuevo Gobierno. “Quim Torra tenía la oportunidad de escoger un Ejecutivo que escuchara la Cataluña de la huelga feminista del 8-M. Pero nos encontramos con un Govern más pendiente de Berlín [donde se encuentra el expresidente Carles Puigdemont a la espera de que se decida sobre su extradición] que de la Cataluña que quiere alcanzar”.

Más información