Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercamadrid aumenta el control del mercado de frutas para evitar la compra antes de la apertura

Asociaciones de minoristas denuncian que la pérdida de flexibilidad de horario perjudicará a las pymes

Mercado de la fruta y verdura de Mercamadrid.
Mercado de la fruta y verdura de Mercamadrid.

En el mercado de frutas y verduras de Mercamadrid dejarán de verse compradores haciéndose con las mejores piezas durante la madrugada. Hasta ahora, el horario oficial era de 6.00 a 11.00, pero los compradores podían acceder horas antes. Con el nuevo horario, de 5.00 a 14.00, que entró en vigor el 1 de marzo, Mercamadrid fortaleció el control del acceso a las naves, con lo que nadie podrá entrar fuera de ese horario. Con esta medida, la empresa pretende evitar el solapamiento de los camiones de los proveedores con los de los vendedores. Las asociaciones de minoristas señalan que la pérdida de flexibilidad en el horario podría suponer un grave perjuicio para las pymes, dado que necesitan hacer sus compras antes de la hora de apertura para tener los productos a tiempo en sus establecimientos.

En un comunicado, las asociaciones minoristas Adefruta, Cocam y Fecoam señalan que es una práctica habitual que los comerciantes accedan de madrugada al mercado. Factores como “las limitaciones que imponen las normas de descarga en las ciudades”, “los reglamentos de los mercados, galerías y mercadillos”, o los problemas de tráfico “han producido de facto un adelanto notable en la hora a la que se producen las ventas de fruta en Mercamadrid”, explica el documento.

Desde el pasado jueves, los comerciantes se han encontrado con puertas cerradas y un dispositivo de seguridad más fuerte de lo normal. Los minoristas apuntan que la asociación de mayoristas Asomafrut ha podido presionar a la dirección general de Mercamadrid para endurecer el acceso. Las portavoces de Mercamadrid y Asomafrut niegan tales presiones y aducen que el cierre de los accesos a las naves responde a las medidas de seguridad propias de unas instalaciones de estas características. Respecto a las compras fuera de horario, Mercamadrid admite que se realizaban algunas compras 15 o 20 minutos antes de la apertura, pero niega que se produjera ningún tipo de transacción de madrugada.

Una ratonera

Alberto Chamarro, representante de la Federación Comerciantes Ambulantes (Fecoam), afirma que este sector está especialmente afectado por la medida. “Mercamadrid es una ratonera por la mañana, y muchos de nosotros tenemos que ir a vender a pueblos muy alejados”, explica. “Es muy difícil llegar a tiempo a nuestros negocios entrando a las 5.00”. El gerente de Adefruta, Alejandro González, señala que la nueva situación supone un duro golpe para las micropymes. “Esas fruterías regentadas por tres o cuatro personas no pueden permitirse estar en Mercamadrid y en la tienda al mismo tiempo”, apunta.

Horarios de 8.00 a 17.00

En septiembre de 2017, la Asociación de Mayoristas de Madrid (Asomafrut) inició conversaciones con la dirección de Mercamadrid para cambiar los horarios de apertura del mercado de la fruta, de 8.00 a 17.00. La iniciativa no prosperó tras las protestas de las asociaciones de minoristas, que acudieron al Ayuntamiento de Madrid y a la Dirección General de Comercio, aduciendo que dichos horarios dañarían enormemente a los comercios más pequeños. El Consistorio consensuó posteriormente el nuevo horario de apertura de 5.00 a 14.00.

González destaca que la medida “beneficia a los vendedores”, porque fomenta la “compra nerviosa”; es decir, que los compradores se ven forzados a aceptar los precios de los ofertantes sin regatear, lo que incrementa el precio de venta al público. Chamarro asegura que las restricciones del horario “son la punta del iceberg”, y que las empresas fruteras mayoristas “van a seguir intentando eliminar a los pequeños imponiendo horarios imposibles”.

Los horarios de los sectores de pescado y carne no van a cambiar, aunque Luis Bustos, presidente de la asociación de minoristas de pescado Adepesca, muestra cierta inquietud sobre los efectos colaterales en los mercados y mercadillos. “Con el horario actual no debería haber ningún problema, aunque es posible que la mercancía de fruta pueda estorbar en los recintos si llega tarde por la mañana”, advierte.

Las tres asociaciones minoristas reivindican que se permita la entrada a las naves al menos desde las 4.00. “No queremos anarquía”, subraya Javier Ollero, presidente de Cocoam, “pero esto se lleva haciendo desde hace años y no ha habido ningún problema”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información